“¡Celebra el Día Mundial del Ahorro!” la columna de CONDUSEF Morelos

La Falta de Educación Financiera nos hace caer en errores frecuentes que nos pegan directamente al bolsillo de todos los ciudadanos, de acuerdo a la Encuesta de Inclusión Financiera ENIF de INEGI y la CNVB dada a conocer en el 2016, señala que alrededor de 31.6 millones de mexicanos no utilizan el ahorro formal, de los cuales el 50% lo atribuye a la falta de ingresos y el 11% a la falta de interés, y solo el 44% de la población considera que tiene al menos un producto formal de ahorro.

El principal problema en México radica que se cree que ahorrar, es guardar lo que te sobra y este es el error más común ya que por lo general a ninguna persona nos sobra el dinero. El secreto del Ahorro es apartar una cantidad fija de dinero estableciendo metas de ahorro y que debe de estar incluida en nuestro presupuesto, es decir, dentro de nuestra relación de ingresos, gastos y aquí fijar un mosto de ahorro en el periodo, sea Semanal. Quincenal o mensual.

La Encuesta Nacional de Inclusión Financiera también muestra que de acuerdo al aspecto de Ingreso Familiar el 79% de los adultos en México con trabajo recibe de ingresos $5,000 pesos en promedio al mes, como ejemplo este indicador y bajo la idea errónea de guardar lo que nos sobra, vemos como nunca nos va a sobrar.

Por ello en CONDUSEF Morelos desde la parte de Educación Financiera, la principal recomendación es que para ahorrar más en la media de nuestras posibilidades, es tratar de trazar un presupuesto por escrito y con ello tratar de determinar nuestros gastos y verificar el reducirlos al máximo posible, así mismo buscar incrementar nuestros ingresos con una fuente de empleo alternativa.

En Morelos con datos de la CNBV a agosto de 2017 existen 1 millón 527 mil 156 contratos de tarjetas de débito de ahorro, aunadas a las más de 445 mil 934 contratos de cuentas de nómina para el pago de salarios. Este es el método que se utiliza como cuentas de depósito en una institución financiera autorizada, que si bien no te dará los mejores rendimientos, si te dará liquidez. Por lo que una de las principales ventajas de considerar un ahorro es para crear un fondo de emergencias que nos ayude a tener un monto determinado de dinero que nos haga sentir tranquilos ante algún imprevisto y que pueda cubrir los gastos que éste implique, así como los cotidianos y lo recomendable es que con él cubras de tres a seis meses de tus gastos como promedio.

El Ahorro es un hábito de vida, por lo que el mejor ejemplo es ser organizado en las cuentas del hogar y fomentar el ahorro de bienes y servicios desde la niñez, así como fijarnos esta meta de que no nos pensar antes de hacer un gasto, resistir las tentaciones que fomenta la publicidad engañosa, buscar reducir gatos y siempre tener a la mano nuestro presupuesto.

Recordar que el no ahorrar nos genera caer en gastos impulsivos, olvidarnos de la mea de ahorro, la desorganización, ahorrar menos de lo que destinaste para cada mes, no elaborar y seguir tu presupuesto y peor a un utilizar el poco dinero de tu ahorro como caja chica cada vez que no alcances a terminar  la quincena.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2015, únicamente el 15% de la población en México ahorra de manera formal, mientras que el 32.4% lo hace de manera informal y el 23.5% no ahorra.

Cabe destacar que de las personas que ahorran, el 31.4% utiliza ese dinero para atender emergencias o imprevistos; 31.1% para gastos de comida, personales o pago de servicios; 18.4% para comprar, reparar, remodelar o ampliar una casa, comprar terrenos, vehículos, entre otros; 14.7% para gastos de educación; 12.6% para pagar vacaciones o fiestas; 11.1% para gastos de salud; 5.2% para comenzar, ampliar u operar un negocio y solo el 1.2% para la vejez o retiro. Por su parte, el 41.2% de la población mexicana tiene una cuenta de Ahorro para el Retiro o Afore, 52.4% no la tiene y 6.4% no lo sabe.

Es importante tomar en cuenta que ahorrar en mecanismos formales, en el caso de los bancos, da a los usuarios la seguridad de que su dinero está protegido por un Seguro de Depósito brindado por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB); y en el caso de las Cajas de Ahorro y Sociedades Financieras Populares, debidamente registradas y autorizadas, está el Fondo de Protección al Ahorro.

Si tienes pensado iniciar con este importante hábito, la CONDUSEF te sugiere tomar en cuenta lo siguiente:

  1. Haz un presupuesto mensual: así sabrás cuánto ganas, cuánto gastas y cuánto puedes destinar al ahorro.
  2. Aprende a distinguir entre necesidades y deseos para evitar compras innecesarias.
  3. Establece metas para tu ahorro: divídelas en corto, mediano y largo plazo.
  4. Antes de depositar tu dinero en alguna institución, verifica que esté debidamente autorizada y regulada.
  5. Investiga qué institución te da una mayor tasa de interés, mejor servicio y te cobre menos comisiones.
  6. Asegúrate de revisar, ordenar y guardar los documentos que amparan todas tus cuentas de ahorro.
  7. Designa beneficiarios de tus cuentas de ahorro, ellos recibirán tu dinero si llegaras a faltar, no olvides informarles.

Carlos Flores Hernández, Asesor de Educación Financiera en CONDUSEF Morelos

Síguenos… @CondusefMX

COMPARTIR