Chivas vence a Red Bulls de Nueva York y avanza a la final de la Concachampions

Chivas Rayadas de Guadalajara avanzó a la final de la Concacaf al empatar 0-0 (1-0 global) con el once local Red Bulls de Nueva York.

En duelo realizado en la Red Bull Arena, el trabajo defensivo del “Rebaño Sagrado” a lo largo de los 90 minutos le dio resultado, para llevarse la serie e instalarse en la final, donde espera al ganador del América ante Toronto FC.

Con el firme propósito de revertir el marcador para instalarse en la final del certamen, el conjunto local prácticamente se adueñó del esférico y estuvo encima de la portería defendida por Rodolfo Cota, quien estuvo acertado en sus intervenciones.

La escuadra neoyorquina mandó todo al frente y no le permitió al visitante tener contacto con el esférico, pero le faltó tener más tranquilidad para terminar sus llegadas en gol y, por lo tanto, estuvo impreciso en el toque final.

El acoso a la meta rojiblanca fue constante prácticamente todo el primer tiempo, y en lugar de tener la pelota y manejar el encuentro con la ventaja con la que llegó al cotejo de 1-0 para desesperar al rival, Chivas le cedió toda la iniciativa y para su fortuna no se fue al descanso con el marcador en contra y el global empatado o superado.

La segunda parte continuó de la misma manera, pero con un cuadro mexicano que se asentó mejor en el terreno de juego y continuó con su buena labor defensiva, ante un conjunto local que se cansó de tirar centros al área sin muchas consecuencias.

Michael Murillo, Derrick Etienne y Tayler Adamas intentaron por todos los medios superar al cuadro bajo del once tapatío, pero nunca supieron encontrar la fórmula para conseguirlo y todos sus intentos fueron vanos.

Lo rescatable del cuadro comandado por el argentino Matías Almeyda fue la entrega que tuvo a pesar de todas las vicisitudes por las que pasó para encarar este encuentro, incluso el impago de primas por parte de la directiva, para salir avante.

El árbitro guatemalteco Walter López solamente amonestó a Rodolfo Cota y Edwin Hernández, del lado de Chivas.

COMPARTIR