“Corea del Norte es una amenaza para el mundo civilizado”: Trump

El presidente de Estados UnidosDonald Trump, advirtió este lunes que el programa nuclear de Corea del Norte es “una amenaza para el mundo civilizado”, reiteró que la era de la paciencia estratégica se ha acabado y que Japón podría derribar misiles norcoreanos con las nuevas armas estadunidenses.

En el segundo día de visita en Japón, primera escala de su gira asiática por cinco países, Trump no descartó la posibilidad de tomar una acción bélica y exhortó al líder norcoreano, Kim Jong-un, a dejar de realizar ensayos de misiles ya que amenazan la paz y estabilidad internacional.

“Hay quienes dicen que mi retórica es muy dura, pero deberíamos ver a dónde hemos llegado en los últimos 25 años con una retórica más débil”, dijo el mandatario estadunidense en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Denunció que el régimen norcoreano continúa con sus pruebas nucleares ilegales y con sus lanzamientos de misiles sobre territorio japonés, algo que Estados Unidos no permitirá pues suponen una grave amenaza para la paz y estabilidad tanto a nivel regional como internacional, según la agencia de noticias Kyodo.

Por su parte, el primer ministro japonés, quien ha mantenido una postura más dura contra Corea del Norte en comparación con sus predecesores, coincidió con Trump en que no es el momento de dialogar con Pyongyang, sino de “ejercer la máxima presión a través de todos los medios posibles”.

“Nadie quiere una guerra. Tenemos que trabajar para que sea Corea del Norte la que quiera dialogar con nosotros. Nosotros tenemos que aumentar de forma cuantitativa y cualitativa nuestra defensa y para ello haremos las correspondientes adquisiciones en Estados Unidos, “explicó.

De este modo, confirmó una declaración previa de Trump, en la que advertía que Japón podrá derribar con facilidad los misiles norcoreanos que sobrevuelen territorio japonés cuando complete la adquisición de nuevas armas a Estados Unidos.

Asimismo, Abe respaldó la política del presidente estadunidense de mantener “todas las opciones sobre la mesa”, enfatizando que es el momento de maximizar la presión sobre Corea del Norte para forzarle a abandonar sus programas nucleares y de misiles.

El jefe del gobierno japonés también anunció que su país congelará activos de 35 individuos y grupos norcoreanos como parte de sus últimas sanciones unilaterales sobre el régimen de Kim, pero también por el secuestro de japoneses por parte de los servicios secretos norcoreanos en las décadas de 1970 y 1980.

Durante su reunión con las familias de los japoneses capturados, Trump calificó tales secuestros como “una tremenda desgracia”, pero prometió trabajar para lograr la libertad de los desaparecidos, intensificando la presión sobre el líder norcoreano.

“Acabamos de escuchar estos relatos tan tristes de estos familiares –hijas, esposas, hermanos, tíos, padres- historias muy, muy tristes las que hemos escuchado”, dijo Trump, quien aseguró que trabajará con Abe para tratar de que los desaparecidos regresen a sus casas.

Después de Japón, Trump se dirigirá a Corea del Sur, a China y finalmente asistirá a la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Vietnam y al foro de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) en Manila, Filipinas.

Este viaje, el primero de Trump por la región desde que asumió la presidencia y el más largo que ha efectuado un mandatario estadunidense en 25 años, se produce después de meses de tensión entre Washington y Pyongyang.

COMPARTIR