“¿Cuál prefieres? ¿Préstamo informal, bancario o empeño?”: la columna de CONDUSEF Morelos

Nuevamente la Resaca financiera nos hace recurrir a ciertas empresas que ofrecen crédito para solventar la falta de liquidez en este inicio de año y muchas veces, al vernos en una situación económica complicada por un mal manejo de nuestras finanzas tenemos que recurrir a diferentes opciones para salir del aprieto: un préstamo informal, un crédito o bien, empeñar alguna prenda de valor. Sin embargo, cada una de estas opciones tiene características diferentes y por supuesto, riesgos distintos.

Para que no te confundas con los términos y puedas distinguir los inconvenientes de algunos de ellos, en CONDUSEF Morelos te damos la información necesaria para que tomes las mejores decisiones.

Préstamo informal: Es aquel que puedes solicitar a un prestamista, familiares, amigos, vecinos o al “primo de un conocido”, mediante un pago de interés semanal o mensual. Seguramente piensas que como es conocido no tendrás ningún problema. No te vayas con la finta, puedes caer con alguien que no conoces y exponer tu seguridad financiera y patrimonio.

Ventajas: Puede ser que en algunos casos, por ejemplo con familiares y amigos, las condiciones de pago sean algo flexibles, El dinero lo obtienes de manera casi inmediata.

Desventajas: Si no cumples el acuerdo, puede suceder una fractura en la relación familiar o amistosa. Puede llegar a ser riesgoso, en algunos casos se utilizan amenazas para lograr los pagos del capital e intereses. No generas historial crediticio, Las tasas de interés por lo regular son altas, pueden superan el doble o más de lo prestado. En estos casos la CONDUSEF no puede protegerte.

Créditos de entidades financieras: Es una cantidad de dinero que una institución financiera, debidamente autorizada, pone a disposición de sus usuarios. Este crédito no se te entrega de inmediato, sino que te solicitan una serie de requisitos para contratarlo.El cliente o usuario hace el compromiso de que devolverá dicho préstamo de forma gradual, mediante mensualidades que incluyen los intereses.

Ventajas: Privacidad en el manejo de su información personal y financiera. Cuentan con diferentes créditos que se ajustan a cada necesidad. Operan bajo reglamentos financieros y son supervisadas para evitar cometer cualquier abuso. Mediante el uso de este producto se puede ir construyendo un historial crediticio. En estos casos te protege la CONDUSEF.

Desventajas: Recuerda que incumplir con tus obligaciones te puede generar intereses moratorios y una mala nota en tu historial crediticio.

Empeño: Seguramente en el lugar en donde vives suele haber muchas casas de empeño, si estás pensando en empeñar algún bien con el que cuentas, previamente debes informarte si este tipo de operación conviene más a tu bolsillo y a tus necesidades, ya que el empeño se ha vuelto una práctica muy popular en nuestro país, a cambio de un objeto de valor las casas de empeño te otorgan un préstamo inmediato por dicho objeto, una vez liquidado el préstamo, recuperas lo empeñado.

Ventajas: Las casas de empeño reciben casi todo tipo de bienes que puedan comercializarse. Es una alternativa en caso de necesitar dinero de forma rápida. Los requisitos que se piden son mínimos y accesibles. En caso de perder tu prenda no te quedas con la deuda ni tienes mala nota en tu historial de crédito.

Desventajas: Los intereses suelen llegar a ser altos y siempre te prestan menos de lo que vale tu prenda. Si no cumples con los pagos corres el riesgo de perder tu bien.

Recuerda, en cuestión de tus finanzas personales debes analizar muy bien las opciones, despeja cualquier duda que tengas, analiza, compara y toma la mejor decisión.

¡Feliz Año 2019¡

Carlos Flores Hernández

Asesor Educación Financiera CONDUSEF Morelos

Síguenos… @CondusefMX

COMPARTIR