“El jabalí” la columna de Juan José Arrese

Por Juan José Arrese

Las mejores lecciones de vida se encuentran en la naturaleza. A través de ella aprendemos mucho sobre felicidad, respeto y sobre todo, como defender a nuestro entorno.

Con lo sucedido estas últimas semanas me he identificado bastante con el jabalí, un animal vegetariano, que según dicen, solo varía su alimentación entre raíces, frutos o hierbas, de acuerdo la temporada del año. Sin embargo, sus dientes fueron diseñados por la naturaleza para triturar cualquier tipo de carne si se tiene la necesidad.

Igual que el jabalí, yo vivo tranquilo y en paz en un bosque llamado “El Txoro Matutino”, nunca he querido comerme a nadie sino disfrutar la vida al lado de los míos. Sin embargo si algún depredador llega a querer dañar mi hábitat o a quienes viven dentro de él, mis afilados dientes serán usados.

En “El Txoro” generamos nuestro propio alimento y jamás hemos tenido la necesidad de lastimar a otros para sobrevivir, pero la voracidad de algunos en medio de una campaña electoral ha hecho que varios cazadores se acerquen y nos disparen, y eso no lo voy a permitir.

Hasta ahora, solo he mostrado los colmillos pero voy a atacar para defender a los míos, si esos que están jalando el gatillo, a quienes tengo plenamente identificados desde mi colina, siguen disparando.

Cuando hablo no finjo mi voz, y cuando escribo pongo mi firma, suelo equivocarme pero siempre de frente y dando la cara, no contrato mercenarios ni ‘troles’ para decir lo que pienso.

“El Txoro Matutino” es el bosque donde toda la flora y la fauna pueden convivir pacíficamente.

COMPARTIR