En el 2011 ¡Estamos hasta la madre! En el 2019 ¿seguimos hasta la madre?

Por: Pepe Montes

¡Estamos hasta la madre! Fue la frase con la que Javier Sicilia, luego del asesinato de su hijo Juan Francisco y de 6 personas más en el 2011, encabezará el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, movimiento que destapo una realidad dolorosa no solo de Morelos, si no de México, violencia, ejecutados por el crimen organizado y no, desaparecidos, desaparecidos.  Hoy a 8 años, ¿Cómo estamos? ¿Estamos hasta la madre?

Agosto ha sido uno de los meses con mayor número de muertes violentas en nuestro estado, 87 personas perdieron la vida, 3 policías, 7 feminicidios, entre ellos el de la pequeña de 6 años en la colonia Carolina de Cuernavaca, tan solo en este año ya se rebasó la cifra de mil asesinatos violentos en Morelos.

Lo vivido esta fin de semana en la zona surponiente de nuestra entidad no tiene precedentes, si bien en nuestro estado ya habíamos vivido dos “toque de queda” en donde por medio de un correo electrónico ordenaban a la población no salir de sus casas después de las 8 de la noche por que habrían enfrentamientos y ejecuciones, esto sucedió en abril y noviembre del 2010, por fortuna no hubo ningún incidente, pero por desgracia Cuernavaca y algunos municipios lucieron desolados, con casi nadie en la calles después de las 8 de la noche. Este fin de semana las víctimas de un supuesto “toque de queda” lo vivieron los municipios de Miacatlan, Mazatepec, Tetecala y Coatlán del Rio, la gente cerró sus negocios y dejo de realizar actividades en las calles. La autoridad estatal reaccionó tímidamente casi 24 horas después con un boletín de prensa, pero nunca acudiendo a estos municipios para enviarle un mensaje de certeza a la ciudadana de que están trabajando para garantizar su seguridad.

“probamos ya la movilizar por la paz, pero no fue suficiente, las marchas, las denuncias, los pronunciamientos, los plantones, el ocupar espacios públicos no han sido suficiente” ¿Qué hacer entonces? Planeta Fernandha Tomasini, activista morelense de mil batallas  y nos comparte desde su Facebook, “Cuándo nos daremos cuenta que vivivimos en una guerra?” y es que pareciera que o ya no nos importan los hechos violentos o los vemos como algo que está ahí pero que no afecta “la funcionalidad aún se mantiene  (a pesar de la violencia, los negocios siguen, la vida de la gente sigue y hasta las autoridades sin hacer nada siguen haciendo como que hacen) el aprender a funcionar, y pensar que lo que sucede son eventualidades, pero estamos más llenos de eventualidad que de normalidad”

El ejemplo claro de que ya nos estamos acostumbrando de que a pesar de que pase un hecho violento, el “no pasa nada”, sea la constante, el mismo boletín de la CES emitido el día de ayer luego de los hechos violentos en la terminal de la Estrella de , nos ilustra, “El Gobierno reitera que no existe riesgo alguno para la ciudadanía en general, derivado de la lucha entre grupos delictivos”, o sea: Ciudadanos ustedes hagan su vida, sí, los delincuentes se están matando, le puede tocar un balacera, pero usted no está en riesgo.

Ayer, el jefe de la gubenatura, Jose Manuel Sanz, declaró que Morelos, estaba en “semáforo rojo”, unas horas después Cuauhtemoc Blanco lo contradijo y aseguró que en nuestro estado no había “focos rojos”, sus contradicciones evidencian gravemente como se encuentra el Ejecutivo, enfrentado y sin rumbo claro. Además de que negar lo que la gente está viviendo todos los días y minimizando lo que ocurre, no les ayuda en nada a su imagen ni a la confianza que los ciudadanos les puedan tener.

Al momento del envío de esta colaboración, circuló en redes que uno de los ejecutados en la terminal Estrella de Oro era Gabriel Leon “El Gaby” líder de “gente nueva” supuestamente detenido en el 2016 por el caso Ayotzinapa, y liberado en el 2017, e insisto, supuesto líder de un grupo criminal que opera en Guerrero, Cuernavaca y el su de la CDMX.  Preguntas: ¿Un líder criminal no venía armado? ¿Ninguno de sus acompañantes traían armas? ¿Ahora los líderes de grupos criminales se transportan en el servicio público?

 

loading...
COMPARTIR