Endurecen penas contra la violencia sexual y sexista en Francia

El gobierno francés endureció este miércoles el combate contra la violencia sexual y sexista con un proyecto de ley que refuerza la penalización de esas agresiones, amplía su plazo de prescripción y fija en los 15 años la edad mínima de consentimiento para tener relaciones.

La conocida como Ley Schiappa, en honor a la secretaria de Estado que la ha impulsado, incrementa de 20 a 30 años la prescripción de los crímenes, principalmente sexuales, contra menores, un tiempo adicional que se da a las víctimas teniendo en cuenta la llamada “amnesia traumática”, frecuente en ese tipo de agresiones.

La nueva normativa, que será votada en la Asamblea Nacional antes del verano, crea también una nueva infracción de “ofensa sexista”, que permitirá a las fuerzas de del orden poner multas a aquellos comentarios que excedan el mero coqueteo.

Los infractores deberán pagar desde 90 hasta 750 euros, 1.500 si hay circunstancias agravantes y 3.000 si son reincidentes, cantidades que quieren sancionar ese tipo de comportamiento y servir de arma disuasoria.

Otro de sus artículos refuerza la penalización de las agresiones sexuales al establecer que toda penetración sexual a un menor de 15 años constituirá un delito de agresión sexual.

El Ejecutivo ha ampliado además la definición de acoso en internet para que se castiguen los casos en los que se actúa en grupo, aunque una de las personas no haya participado en el mismo de forma repetida.

El proyecto de ley cumple algunas de las promesas de campaña del presidente, Emmanuel Macron, y llega cinco meses después del estallido del escándalo de abusos sexuales protagonizado por el productor estadounidense Harvey Weinstein, que tuvo un amplio eco en Francia.

El objetivo, según explicó hoy la Secretario de Estado de Igualdad, Marlène Schiappa, es que no quede en el país un “espacio sin ley” en lo relativo al acoso y se condenen “mejor” esas agresiones.

La acción del Gobierno se sitúa en la línea de lo reclamado por la sociedad francesa: nueve de cada diez franceses aprueban elevar a 30 años la prescripción de las violaciones a menores, según una encuesta difundida hoy por el instituto demoscópico Ifop, y esa misma cifra es favorable a sancionar el acoso en las calles.

COMPARTIR