Estacionamientos Gratuitos en Cuernavaca: Jordi Messeguer 05/07/19

Reflexión

Acaba de publicar se el reglamento de estacionamientos para el municipio de Cuernavaca en el cual se establece que los estacionamientos no deberán cobrar por las primeras tres horas de uso a sus clientes.

Esta medida resulta muy popular entre quienes utilizamos transporte particular, pero me parece que no es la mejor medida en cuánto a una política de movilidad para una ciudad que empieza a estar muy congestionada. Empecemos por reconocer que quienes utilizamos el transporte público representamos los deciles con mayores ingresos, por lo que una medida de este tipo, aunque insisto, popular, en realidad es profundamente regresiva al condonar el gasto a quienes más tienen.

También reconozcamos que hay pocas opciones para transportarnos en la ciudad más que el uso de vehículos motorizados. En este caso, no hablaré del transporte público por ser de ámbito estatal y merecer todo un análisis aparte. De lo que si hablaré es de las opciones que podría construir el municipio cobrando estacionamientos, impuestos a los mismos y orientando su aplicación. Ciclovías Si bien Cuernavaca es una ciudad característica por sus barrancas, posee al menos 4 ejes transversales a los que se les podría incorporar una ciclovía para empezar.

La inversión para proteger a quienes utilizan la bicicleta es mínima y podría ser incluso un detonador de la economía al cruzar por avenidas y calles con alta concentración de comercios. Mejora de las banquetas. Cuernavaca se caracteriza por sus verdes todo el año.

Entre Jacarandas, Buganvilias, Laureles, ciruelos y guayabos, nuestras calles y banquetas son hogar de cientos de especies cuyas raíces al paso de los años, pasan factura sobre la infraestructura peatonal.

Con un ingreso extraordinario bien enfocado y respetando siempre la vida de los árboles, se pueden rehabilitar ampliar y construir banquetas dignas. Peatonalización.

Existen corredores turísticos y comerciales que podrían adaptarse como andadores peatonales y que mejorarían la experiencia de compradores y turistas que recorren a diario y en particular los fines de semana, nuestra ciudad y nuestro centro histórico. Estas son tres grandes ideas de lo que se podría hacer para promover desde el ámbito municipal, con una redistribución de los impuestos por estacionamientos.

Además de ello se podrían palear muchas de las deficiencias en servicios municipales como son: alumbrado público, semáforos, bacheo, entre otras. Siempre un gobierno que decide cobrar impuestos o derechos es impopular.

Pero a la par un gobierno con finanzas sanas que puede dar más y mejores servicios y mejorar la imagen de nuestra ciudad es un gobierno popular. Antes de condonar cobros, vale la pena revisar cuánto ingresa por concepto de impuestos, cómo se utiliza y cómo podría utilizarse para mejora de la mayoría.

COMPARTIR