¡Guayabazos! – La semana más cruenta de Morelos

Por: Carlos Francisco Caltenco Serrano

Hay buenas noticias en Morelos. De acuerdo a lo señalado el pasado lunes 2 de septiembre por José Manuel Sanz, el Jefe de la Oficina de la Gubernatura del Estado de Morelos, los morelenses vivimos una psicosis provocada por las redes sociales, quienes de una manera alarmista generan éste clima de violencia que se vive en nuestro estado. Así que estimado paisano, puede usted dormir tranquilo, que los 1036 ejecutados que se tienen registrados desde el 1 de octubre de 2018 a la fecha, solo existen en nuestras cabecitas locas, que se adhieren al imaginario colectivo que provocan nuestras malditas, que no benditas, redes social.

Pero desgraciadamente, más allá del sueño de opio en el que viven algunos funcionarios estatales, la realidad es otra. Del viernes 30 de agosto, al miércoles 4 de septiembre de 2019 hay contabilizados 26 homicidios dolosos en nuestro estado. Todo parece indicar, que para las 24:00 horas del jueves 5 de septiembre de 2019, estará concluyendo la semana más violenta que se tenga registrada en la historia reciente del estado de Morelos. Esa es la realidad.  Desgraciadamente los datos duros reflejan que no vivimos en esa suerte de psicosis colectiva que afirma José Manuel Sanz Rivera. Al día 4 de septiembre de 2019, van contabilizados 1036 muertos por causas violentas en 11 meses y 4 días, lo que arroja un promedio de 3.2 ejecutados diarios.

El pasado lunes, el gobierno del estado fue exhibido como incapaz, descoordinado y hasta cierto sentido flojo y lento. Poco antes de las cinco de la mañana 5 personas fueron ejecutadas  al salir de la terminal Estrella de Oro de Cuernavaca. La primera declaración oficial vino por parte del mismo José Manuel Sanz a las 9 de la mañana, que cometió el error de afirmar que existe una suerte de psicosis en el sur poniente del estado y que las redes sociales generan un clima de falsa inseguridad, además afirmo que Morelos esté en Foco Rojo, lo que ya sabíamos por el semáforo delictivo que se reporta mes con mes de acuerdo a los datos federales. Alrededor del mediodía, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, afirmó que Morelos no está en Focos Rojos y que el tema seguridad obedece a los conflictos entre las bandas del crimen organizado porque la administración de Graco pactó con grupos delincuenciales. Afirmó que hay policías, jueces y personal de la fiscalía involucrados en el crimen y, a pregunta expresa de los reporteros, quienes le pidieron nombres, solo atinó a decir que hay que preguntarle a la administración anterior. Al día siguiente continuó con esa serie de declaraciones desafortunadas al pedir, “de broma” que los delincuentes se vayan al cerro a disputarse la plaza. Pongamos de ejemplo los atentados racistas en Estados Unidos, antes de horas, los gobernantes de todos los niveles fijan su posición sobre los hechos. En Morelos la respuesta de nuestros gobernantes no solo es absurda, incoherente, desunida, sino patéticamente lenta y torpe.

Dice Cuauhtémoc Blanco que el asesinato de 5 personas obedece a la disputa de bandas criminales de Guerrero. Pero la misma Comisión Estatal de Seguridad aporto la información a la fiscalía mediante la que se supo, que los sicarios que cometieron el múltiple asesinato estuvieron al menos una hora antes de la llegada de sus víctimas. En la Glorieta del Niño Artillero hay cámaras de C5. ¿Nadie en la CES se percató de que había una camioneta en una avenida principal de Cuernavaca, la Av. Morelos, con hombres armados? ¿Nadie vigila las cámaras de C5 en la madrugada?

El gobernador podrá responsabilizar a los criminales, seguir diciendo su frase favorita Número 1: “no se vale” y la Número 2 “No les voy a fallar”, podrá culpar hasta de sus dolores de muelas a Graco, podrá seguir diciendo que hay jueces, personal de la fiscalía y, sobre todo, policías que están involucrados, pero lo que no se da cuenta es que la solución depende de él y de nadie más.

Si hay policías involucrados, ¿por qué no los ha dado de baja?: Si le consta y tiene pruebas de funcionarios de ésta y otras administraciones que están involucrados con el crimen organizado, ¿por qué no hace denuncias ante la Fiscalía General de la República o la del Estado?. Lo más importante, si sus subordinados lo contradicen, ¿por qué no los corre? ¿No se da cuenta de que minan su autoridad?. Cuauhtémoc Blanco es un líder indiscutible, fue capitán de la selección nacional 8 años, creo que ya va siendo el tiempo de que asuma su liderazgo, que depure su gabinete y despida a quienes en sus pugnas internas lo están afectando y se rodee de gente capaz, que le dé resultados y no dolores de cabeza. Es un tipo bien intencionado que viene de abajo, que se ha chingado para ser lo que es. Tiene la capacidad, solo es cuestión de que se faje bien la playera de Morelos y dirija a su equipo, como solo él lo sabe hacer. Por el amor de Dios… ¡ya, urge!

 

loading...
COMPARTIR