Juez declara “inimputabilidad” de hombre que apuñaló a sacerdote en CDMX

El director de Comunicación Social del Arzobispado de México, Hugo Valdemar Romero informó que el sacerdote José Miguel Machorro, quien fue atacado el pasado 15 de mayo, sufrió un infarto al miocardio, por lo que entubado de nueva cuenta.

Indicó que el presbítero permanece en terapia intensiva, pues su estado de salud se reporta como grave y su desenlace puede ser fatal.

En este contexto, la Arquidiócesis Primada de México deploró la resolución de inimputabilidad que emitió el juez de control Alejandro Cruz Sevilla a favor de Juan René Silva Martínez, quien atentó “artera y sacrílegamente” contra la vida del sacerdote Machorro.

Valdemar Romero, aseveró que esta decisión es del todo inadmisible tomando en cuenta la gravedad de los hechos, que tienen luchando entre la vida y la muerte al padre Machorro.

Agregó que “la vergonzosa declaración” emitida por el juez se une a la total insensibilidad de la Oficialía Mayor Unidad de Gestión Judicial Número Seis, que aún sabiendo del estado de gravedad en el que se encuentra el sacerdote le envió un citatorio para que este jueves se presentará a declarar a las 12:30 horas en la Sala de Oralidad Número 1.

Subrayó que la “injusta e inadmisible” resolución del impartidor de justicia “es una muestra de la total indolencia hacia la víctima, y de una aparente protección de los delincuentes, pues no es posible que llegue a esta escandalosa resolución basado en una sola prueba pericial y sin haber escuchado a la víctima”.

Finalmente, mencionó que el cardenal Norberto Rivera pide a los fieles católicos y personas de buena voluntad que sigan orando por la salud del presbítero José Miguel Machorro y porque se haga justicia en éste y todos los demás casos que aún permanecen impunes, a fin de que construyamos una patria más fraterna y justa.

COMPARTIR