“La FEPADE, el verdugo de los populares” la columna del Dr. Cipriano Sotelo

Por: Cipriano Sotelo Salgado

Tal parece que la Fiscalía especializada en atención de delitos electorales, por sus siglas FEPADE, se ha convertido en el verdugo de los que políticos mexicanos que más aceptación social tienen en las preferencias electorales para los comicios del 2018,  ejemplo de ellos son los casos de Andrés Manuel López Obrador, candidato a Presidente de la República mexicana y Cuauhtémoc Blanco Bravo,  a quien la vox populi  lo sitúa preferentemente en una candidatura para buscar el Gobierno del Estado de Morelos.

Andrés Manuel López Obrador  fue Jefe del Gobierno del Distrito Federal; durante su gestión,  no hizo mal las cosas, ganándose en consecuencia una gran aceptación social de  parte de los capitalinos. Después de ese encargo, ha buscado en dos ocasiones ser Presidente de los Mexicanos, sin haber logrado el cometido; la primera vez se enfrentó a Felipe Calderón, a quien se dice, venció en las urnas, pero la el Instituto Federal Electoral le robo la votación y con ello le impidió ocupar la primera magistratura del país. La segunda ocasión se enfrentó a Enrique Peña Nieto, quien aparentemente si  supero a López Obrador en la obtención de los sufragios logrando hasta la fecha  ser el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

La próxima elección del 2018, sería la tercera vez que López Obrador buscaría ser el próximo Presidente de la república mexicana,   pero a diferencia de las ocasiones anteriores, hoy cuenta con un  gran   margen de ventaja en intención del voto  sobre sus más cercanos competidores, lo que prácticamente, desde ahora,  lo coloca en la presidencia de México.

Tal circunstancia preocupa seriamente a muchos Políticos mexicanos, quienes con la llegada de López Obrador verían truncado su proyecto futurista y afectados sus propios intereses; por ello, no han escatimado en buscar herramientas que les permitan frenar al Tabasqueño, sin lograrlo aun; empero, parece que ya  han encontrado el arma letal que les permita impedir que López Obrador logre su cometido, la Presidencia del País.

Esa arma letal que los Políticos encontraron, es la FEPADE, quien ha iniciado una investigación en contra de López Obrador para investigarlo por hechos que buscan impedir su registro a la Presidencia de la República por su partido Morena, bajo el argumento de que  el Gobierno de Veracruz entregaba mensualmente al Movimiento de Regeneración Nacional, la cantidad de Dos Millones y medio de Pesos mensuales por concepto de extorsión para permitir al ex gobernador Duarte robar al erario público con el aval de López Obrador sin obstáculos.

De igual forma la FEPADE ha sido utilizada por algunos actores políticos Morelenses,  para intentar poner un alto a Cuauhtémoc Blanco Bravo, quien en el ánimo de los votantes aparece con una importante ventaja sobre quienes buscan  el cargo de Gobernador de esa entidad federativa.

Cuauhtémoc Blanco Bravo fue postulado en el 2016 por el Partido Social Demócrata al cargo de Presidente Municipal de Cuernavaca, obteniendo la alcaldía con un amplio margen de votos sobre sus contendientes, pero, nunca se imaginó lo difícil que sería  Gobernar su Ciudad.

A Cuauhtémoc Blanco Bravo no lo han dejado gobernar los principales actores políticos de Morelos, quienes a través de distintas  formas han buscado  enjuiciarlo y limitarlo para que no participe a la contienda del 2018, ejemplo de ello son los procedimientos infructuosos de revocación de mandato, destitución del cargo y juicio político seguidos ante el Congreso de Morelos para obligarlo a abandonar el cargo de Presidente Municipal.

Igual que a López Obrador, a Cuauhtémoc Blanco, lo investiga la FEPADE, aunque a Blanco se le imputa otra conducta,   la posible comisión del delito de alteración del padrón electoral, bajo el hecho de haber participado como candidato a cargo de Presidente Municipal de Cuernavaca, afirmando tener una residencia en esa ciudad de 10 años, cuando a decir de sus denunciantes, esa residencia es mucho menor, lo que pretende aprovecharse en FEPADE para fincarle responsabilidad penal y así frenar su pretensión a la gubernatura de Morelos.

cipsosa@hotmail.com

COMPARTIR