La Máquina arrolla a los Pumas de la UNAM con 2 goles a 1 en CU

La felicidad en Cruz Azul tras ganar la Copa MX se extendió este domingo al estadio Olímpico Universitario al superar 2-1 a Pumas de la UNAM, en un partido atractivo que tuvo un cierre de alarido.

Los goles de la victoria cementera fueron obra del español Edgar Méndez, al minuto 16, y del colombiano Andrés Rentería, al 80. Los de casa le pusieron emoción con el descuento de Luis Quintana (85).

Con el triunfo, Cruz Azul confirmó su clasificación a Liguilla al sumar 30 unidades y es líder provisional a la espera de lo que haga Santos Laguna en esta fecha 15 del Torneo Apertura 2018 de la Liga MX. Pumas se estancó con 26 puntos y sufrió su primer descalabro del certamen en casa.

El estratega de “La Máquina”, el lusitano Pedro Caixinha, de inmediato mostró sus credenciales en CU para hacer daño a los felinos, apostó por latigazos al contragolpe para inquietar en demasía a la zaga auriazul con Méndez y Elías Hernández por las bandas y al centro el uruguayo Martín Cauteruccio.

Ante eso, Pumas le metió intensidad, se apoderó de la pelota, tocó puerta, pero no tenía la puntería fina en la zona de definición por más intentos que presentó el paraguayo Carlos González, el mejor del local en el primer lapso.

El guaraní rozó el gol en dos ocasiones en la primera mitad: primero entre revueltas dentro del área disparó, el balón a paso lento se dirigía al fondo de las redes, pero “Chuy” Corona reaccionó para quedarse con el esférico justo en la línea cuando parecía superado.

Luego un cabezazo pasó apenas desviado y a nada se quedó Felipe Mora de cerrar la pinza.

La anotación visitante se generó tras una mala salida de Pumas. Un balón regalado de Luis Quintana acabó en centro perfecto desde la izquierda de Adrián Aldrete y el testarazo del ibérico Méndez respondiendo al voto de confianza de Caixinha en el once inicial en lugar de Roberto Alvarado.

Con el gol en contra, el técnico auriazul David Patiño de inmediato buscó una solución, se jugó el todo o nada, ingresó el atacante Matías Alustiza y sacó a Alan Mendoza, un cambio jamás visto en lo que iba del certamen para ubicar a Víctor Malcorra como lateral izquierdo.

Lo anterior con el afán de empatar, aunque el riesgo por recibir el segundo tanto siempre estuvo latente. En el complemento, la tónica del juego estuvo cantada, Cruz Azul con la ventaja siguió a lo suyo, al contraataque o al fallo local y Pumas con la pelota en sus pies con la difícil tarea de abrir el cerrojo del rival y con la mirada atenta de no errar atrás.

A la hora de juego, el Club Universidad pasó un susto con el gol de “Caute” solo dentro del área que al final fue anulado por ligero fuera de lugar, una muestra de lo expuesto que estaba Pumas en zona baja, jugando al uno contra uno y más cuando también salió el otro lateral Alan Mozo para la entrada de David Cabrera.

Los de La Noria dieron un paso al frente para la victoria con el 2-0 gracias a que la modificación funcionó a Caixinha, pues metió a Rentería y en el primer balón que tocó venció a Alfredo Saldívar.

Pumas parecía liquidado y con poca claridad al ataque por más que terminó con Mora, González, Pablo Barrera, Alustiza, Juan Iturbe y Malcorra al frente, pero dijo presente Luis Quintana, un defensa para recortar distancias 1-2 y propiciar un cierre cardíaco.

En el agregado, en el “matar o morir”, Rafa Baca disparó al poste en llegada de “La Máquina”, que acabó con 10 por la expulsión de Adrián Aldrete (92) y Pumas buscó el balonazo al área visitante, pero sin concretar el empate y Cruz Azul con el reloj y el rosario en la mano se quedó con el triunfo.

El arbitraje estuvo a cargo de Jorge Isaac Rojas, quien cumplió con su labor y amonestó por Pumas a Pablo Barrera y al visitante Adrián Aldrete, quien también vio el cartón rojo.

COMPARTIR