Magistrado que propone anular elección a Gobernador de Puebla niega ser presionado por MORENA o por el Presidente Obrador

El magistrado electoral, José Luis Vargas, rechazó que el proyecto que presentó para anular la elección a gobernador de Puebla y con ello el triunfo de la panista Martha Erika Alonso sea por presiones del gobierno federal o de Morena, ya que “no tiene ningún vínculo con los integrantes del gabinete y no siquiera fueron convocados a la toma de protesta del presidente”.

En la Segunda Asamblea Plenaria de la Red Mundial de Justicia Electoral, recordó que su argumento para presentar la nulidad es porque el órgano electoral de Puebla no respetó la cadena de custodia de las boletas y en más de 50 ocasiones se abrió la bodega sin presencia de las representaciones de partidos, lo que habría ocurrido antes del recuento voto por voto.

“La sala superior ha venido pregonando que ejerce la transparencia y me parece que es un proyecto que no veo porque no se pueda dar a conocer a la ciudadanía, es mi propuesta de sentencia para que se discuta entre magistrados y creo que eso además de tener transparencia puede quitar cualquier tipo de presión e injerencia en lo que vamos a resolver -no hay presión- en mi persona no”.

Aunque, reconoció que ellas decisiones judiciales “son temas sensibles en donde alguna de las partes quedará inconforme”.

“No se donde estaría la presión, es una convicción ese proyecto, del lado que nosotros resolvamos se va a decir que fuimos presionados el otro lado, esa es parte de lo complejo que es juzgar porque obviamente se politizan decisiones jurídicas, y los actores están en su derecho de manifestarse sino les parece la propuesta que yo hago y están en su derecho de manifestarse”.

Detalló que su proyecto propone que la elección extraordinaria en Puebla la realice el Instituto Nacional Electoral y se realice a principios de febrero, para que los candidatos tengan cerca de 60 días de campaña.

Por último, afirmó que están viendo que a los órganos electorales locales aún les falta mucho trabajo para garantizar su imparcialidad.

COMPARTIR