Más de 400 mil venezolanos han escapado de su país hacia Colombia por crisis política

GRA066 CÚCUTA (COLOMBIA), 13/08/2016.- La frontera de Colombia y Venezuela, que permanecía cerrada desde hace casi un año, fue reabierta hoy al paso peatonal y miles de venezolanos pasaron a la ciudad de Cúcuta para comprar alimentos y medicinas. Horas antes de la apertura, que se produjo a las 05.00 hora colombiana (10.00 GMT) tal y como estaba previsto, miles de personas se reunieron en el lado venezolano del Puente Internacional Simón Bolívar, que une la localidad colombiana de Cúcuta y la venezolana de San Antonio del Táchira. EFE/MAURICIO DUEÑAS CASTAÑEDA

La cantidad de venezolanos que se encontraban en Colombia al cierre del 2017 ascendió a 550mil, un incremento de un 62 por ciento en comparación con los seis meses previos, como consecuencia de la crisis económica y social que vive la nación petrolera, informó este viernes la autoridad migratoria.

Colombia se ha convertido en un lugar de destino y tránsito para miles de venezolanos que huyen en busca de trabajo, alimentos o medicinas que no encuentran en medio de la recesión de su país. De los 550 mil sólo 126 mil se encontraban en forma regular con un permiso de permanencia transitorio o con algún tipo de visado.

“El aumento es el resultado de la situación que viene atravesando el vecino país, la cual no sólo ha obligado a miles de connacionales a regresar a Colombia, sino también a que los venezolanos vean nuestro país como una alternativa para hacer tránsito hacia otros destinos, para radicarse o bien, para adquirir productos de primera necesidad”, dijo en el informe el director de Migración Colombia, Christian Krüger.

De acuerdo con el informe, más de 652 mil venezolanos salieron desde Colombia el año pasado de regreso a su país o a otros destinos como Ecuador, Perú, Chile, Estados Unidos, Panamá, México, España, Argentina, Brasil y Costa Rica.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, anunció la semana pasada que esa organización está dispuesta a apoyar los esfuerzos de Colombia para ayudar a los venezolanos que llegan a su territorio huyendo de la crisis que atraviesa la nación vecina.

Colombia y Venezuela comparten una frontera terrestre de 2 mil 219 kilómetros con decenas de cruces irregulares que son usados para pasar de un país a otro, e incluso para actividades ilegales como el contrabando de combustibles y alimentos, así como para el narcotráfico.

COMPARTIR