MORENA obtiene 20 millones de votos para Diputados y Senadores; PES y PANAL pierden el registro nacional

El Instituto Nacional Electoral (INE) dio por concluidos los cómputos distritales de las elecciones para diputaciones y senadurías, en donde Morena obtuvo más de 20 millones de votos, mientras que Nueva Alianza y Encuentro Social consiguieron 1.3 millones de sufragios, por lo que no alcanzaron el umbral del 3 por ciento para mantener el registro.

Para diputaciones, Morena obtuvo 20 millones 967 mil 967 votos (37.6%); el PAN 10 millones 85 mil 345 (18%); el PRI 9 millones 307 mil 620 (16.6%); PRD 2 millones 967 mil 354 (5.3%); Partido Verde 2 millones 691 mil 963 (4.8%); Partido del Trabajo 2 millones 206 mil 544 (3.9%); Movimiento Ciudadano 2 millones 508 mil 441 (4.4%); Nueva Alianza un millón 388 mil 178 (2.4%), y Encuentro Social un millón 351 mil 519 votos (2.4%).

Para senadurías el resultado de la votación fue el siguiente: Morena obtuvo 21 millones 261 mil 577 votos (38.2%); el PAN 9 millones 971 mil 804 (17.5%); el PRI 9 millones 13 mil 658 (16.2%); PRD 2 millones 984 mil 861 (5.3%); Partido Verde 2 millones 695 mil 175 (4.5%); Partido del Trabajo 2 millones 164 mil 442 (3.8%); Movimiento Ciudadano 2 millones 654 mil 452 (4.7%); Nueva Alianza un millón 307 mil 15 (2.3%), y Encuentro Social un millón 320 mil 559 votos (2.3%).

En este marco, el presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, afirmó que la actitud que asumieron los candidatos a la Presidencia de la República contribuyó a la estabilidad democrática del país.

“La responsabilidad democrática de los contendientes, hay que reconocerlo, es encomiable. La aceptación de la derrota de los tres candidatos a la Presidencia que no fueron favorecidos por los votos a pocos minutos de que se dieran a conocer los primeros resultados y la actitud del candidato que obtuvo mayor número de sufragios, de esperar los resultados de los conteos rápidos emitidos por el INE, fueron factores que contribuyeron decididamente a la estabilidad política, social y económica del país, así como a la conformación de un clima de concordia el día siguiente de la votación”.

Indicó que pesa a la intensidad de las campañas, los mexicanos vivieron una jornada cívica, donde el voto modificó el mapa político.

“El ejercicio del voto libre el 1 de julio modificó profundamente el mapa político del país, confirmando así la plenitud de nuestra democracia. Fue en las urnas como espacio de expresión de la voluntad de las y los ciudadanos, donde se decidió a cuál de las alternativas de nuestro espectro político se le entrega la responsabilidad del rumbo del país en los próximos años. Desde mi perspectiva, la votación del 1 de julio da una importante vuelta de tuerca en el ciclo de vida de la transición democrática en México”.

En este contexto, el secretario Ejecutivo del INE, Edmundo Jacobo Molina, destacó que el organismo está en condiciones para enviar estos resultados al Congreso de la Unión y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para los trámites conducentes.

COMPARTIR