“Paso Exprés, sólo un mal rato” la columna de Jorge Vergara

Por: Jorge Vergara

Lo que ha ocasionado la prisa por entregar obras Federales, que son licitaciones que se hacen en lo oscuro, nadie sabe cómo las empresas allegadas al Gobierno Federal siempre son las que ganan dichas licitaciones, como grupo HIGA, OHL, y en este caso, una empresa de los hijos de un contratista llamado Juan Diego Gutiérrez Cortina, que fue sancionado dos veces por el gobierno federal por dos obras inconclusas, una en esa misma autopista.

Ahora este socavón que apareció el pasado 12 de julio, comienza a tener ciertos rumores de las empresas encargadas, y también aparecen las advertencias de la obra que se pudieron haber atendido, desde su construcción hasta después de su inauguración las advertencias estaban a la orden del día, los diarios de tránsito local lo decían en sus páginas web y redes sociales.

Ahora que ya cobró la vida de dos personas, que pudieron haber sido salvadas con trabajos de rescate eficientes, que lamentablemente no tenemos en México, los representantes de la SCT y el Gobierno de Morelos, se culpan unos a otros, la remoción del delegado de la SCT en Morelos fue la primera acción que tomó Ruíz Esparza, que catalogó como un “mal rato” por el que están pasando los familiares de los fallecidos, y asegura que el gobierno federal está apoyando en todo a los familiares y serán remunerados con 1 millón de pesos (como si esto les fuera a quitar el mal rato).

El día lunes 17 de julio, salió la hermana del fallecido en el accidente, asegurando ante los medios de comunicación que el gobierno no les ha apoyado en nada, como ellos presumen.

El Secretario de Comunicaciones y Transportes, debe salir de su zona de confort y asumir las consecuencias que esto ha causado, vivo en un país donde tiene que pasar lo peor para que renuncien los políticos, los culpables de lo que pase, vivo en un país donde todos somos culpables hasta que se nos demuestre lo contrario, menos los políticos.

Es una lástima que un secretario federal, declare como “un mal rato” esta tragedia, que cobró la vida de dos personas, y como decimos en México, si no pueden, que renuncien.

Pero al mal tiempo, dale buena cara-  eso es lo que dicen entre ellos.

 

COMPARTIR