«Peña Nieto dejó un déficit multimillonario, tendrá consecuencias»: Alfonso Ramírez

La administración del ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, dejó un déficit superior a 494 mil millones de pesos, lo que confirma que el ejercicio del gasto público fue ineficiente y se derrochó en asuntos como el gasto corriente, criticó el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez. Lo anterior, al analizar el informe fiscal correspondiente al cuarto trimestre de 2018, el último tramo del gobierno anterior.

Ramírez Cuéllar señaló que para atender esas anomalías, los legisladores estarán al tanto del avance en las revisiones y denuncias de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), a fin de que haya consecuencias administrativas y de ser necesario penales.

“La falta de información sobre cómo van los procesos administrativos y penales, nadie sabe, ahora con la formación del grupo que integramos entre las dos comisiones a partir del dictamen aprobado de la Cuenta Pública 2016, habrá vigilancia para que el proceso administrativo penal llegue hasta sus últimas consecuencias donde hubo irregularidades en el manejo del gasto”, sentenció.

Lo anterior, al hacer referencia al grupo de trabajo conformado por integrantes de las comisiones de Presupuesto y de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, que entrará en funciones esta misma semana. En la revisión de los informes de Hacienda, dijo, se encontró un uso abusivo de los excedentes, que se emplearon “como quisieron” y se trasladaron a gasto corriente, aunado a que la inversión productiva se redujo de manera preocupante.

Al pronunciarse a favor de que los excedentes se dirijan, como marca la ley, a aligerar la carga de la deuda y la inversión productiva, el legislador de Morena subrayó que la precariedad financiera del país se debe en gran parte a la utilización inadecuada del erario. Cuestionado respecto a las medidas de austeridad y compactación del gasto corriente, para no caer en las mismas anomalías del gobierno anterior, indicó que se trató de un ejercicio racional.

Tras recriminar a los estados y municipios que no estén respondiendo del mismo modo y hayan optado por hacer caso omiso de los llamados de la Federación a racionalizar el gasto, afirmó que la Federación está cargando sola con ese peso. Otro ejemplo del derroche del presupuesto, dijo, está en Pemex, que tenía una dirección que presuntamente se encargaba de entregar apoyo en especie a organizaciones sociales, municipios y otras instancias, la cual operó bajo criterios poco transparentes y plagada de anomalías como casos de nepotismo, que convirtieron su operación en un negocio.

loading...
COMPARTIR