Puigdemont, desde Bélgica, buscará ser candidato al gobierno de Catalunya en las elecciones del 21 de diciembre

Sacked Catalan President Carles Puigdemont makes a statement in this still image from video calling for the release of "the legitimate government of Catalonia", after a Spanish judge ordered nine Catalan secessionist leaders to be held in custody pending a potential trial over the region's independence push, in Brussels, Belgium, November 2, 2017. TV3 via REUTERS TV SPAIN OUT. NO COMMERCIAL OR EDITORIAL SALES IN SPAIN

El cesado presidente catalán Carles Puigdemont dijo este viernes que está dispuesto a ser candidato a las elecciones regionales que se celebrarán el próximo 21 de diciembre, incluso desde el extranjero.

En una entrevista a la televisión pública de Bélgica, país en el que se encuentra desde el lunes, el líder independentista dijo que su gobierno es el “legítimo” de Cataluña, pese a la intervención de sus instituciones desde Madrid.

“Estoy dispuesto a ser candidato. Es posible llevar adelante una campaña desde cualquier lugar”, dijo Puigdemont en un avance de la entrevista concedida a RTBF y que será emitida este viernes.

“Debe haber continuidad para decirle al mundo lo que está ocurriendo en España. Con un gobierno en la cárcel, las elecciones no pueden ser neutrales, independientes y normales”, añadió.

Fuentes judiciales dijeron que la juez Carmen Lamela podría emitir la denominada “euroorden” a lo largo del día, tras dictar prisión provisional sin fianza para ocho ex consejeros catalanes que declararon por los delitos de rebelión, sedición y malversación en el marco del proceso que llevó a la declaración unilateral de independencia el 27 de octubre.

Las medidas amenazan con enquistar aún más la peor crisis institucional que vive España en sus 40 años de democracia, mientras Cataluña se prepara para unas elecciones regionales convocadas por el gobierno central tras aplicar medidas de intervención extraordinarias en el territorio.

Los delitos por los que se investiga a los 14 miembros del gobierno catalán podrían acarrear condenas conjuntas de hasta 50 años de cárcel, según señalan las argumentaciones judiciales.

En una breve declaración emitida por la televisión catalana TV3, en la que se presentó como “presidente legítimo”, Puigdemont pidió la liberación de los encarcelados.

Asimismo, afirmó que está denunciando la situación de Cataluña ante la comunidad internacional y que no acudió al tribunal porque “el clima no era el adecuado”, según su abogado. En caso de solicitarse su detención, las autoridades belgas tendrían tres meses para responder.

COMPARTIR