Tigres toma la delantera tras primer partido de final mexicana

Con un gol histórico de André-Pierre Gignac, Tigres derrotó por la mínima diferencia a León en la ida de la Final del Torneo Clausura 2019

Con un gol histórico de Gignac, Tigres puso el primer zarpazo de la Final del Torneo Clausura 2019 y derrotó 1-0 a León en el partido de ida realizado en el Estadio Universitario, ventaja que se antoja insuficiente para la vuelta, mismo que se espera sea explosivo.

León salió sin miedo a la cancha del Universitario, sin regalarse en zona defensiva, mostró sus armas al frente, abrió juego y buscó abrir el marcador; sin embargo, las que fabricó de inicio no supo concretarlas, por lo que poco a poco los locales fueron recuperando terreno.

Cuando más equilibrado se veía el partido, en una buena jugada por banda derecha el balón quedó a los pies de Luis Quiñones, quien cruzó el disparo a la llegada por izquierda de Gignac, que sin pensarlo mucho jaló el gatillo, chocó el balón y lo envió a la red para el 1-0 de Tigres y el 104 en su cuenta con la casaca de Tigres, con lo que alcanzaba al histórico Tomás Boy.

El tanto en contra no alteró de más a los esmeraldas, mantuvieron la calma y su esquema de juego, aunque siguieron con imprecisiones en el traslado de balón y fallas de frente al arco de Nahuel Guzmán.

La experiencia de Tigres comenzó a tomar su papel, los comandados por Ricardo Ferretti, sin dejar de mostrarse peligrosos, comenzaron a ser más mesurados en sus despliegues al frente, a manejar los tiempos y el esférico a modo a manera de crear desesperación en el rival e irse al descanso con la mínima ventaja.

Los Esmeraldas salieron un tanto más precavidos en la parte complementaria, los dirigidos por Nacho Ambriz parecían comprender que apenas se jugaba la segunda de cuatro partes y, sin renunciar a ir al ataque, intentaron ser más sólidos en zona de seguridad.

Tigres, por su parte, salió más ofensivo, dejó sentir su poderío ofensivo y logró romper la zaga de los Panzas Verdes en varias ocasiones, pero en todas ellas la pólvora no explotó y el grito de gol terminó ahogado en la tribuna.

Poco a poco las acciones se equilibraron, el partido comenzó a desarrollarse en medio terreno y las emociones en los arcos disminuyeron, por lo que el marcador no se movió más y se espera una vuelta con propuesta ofensiva de ambas escuadras.

Por Eduardo Sandoval

COMPARTIR