Trump se siente en “absoluto derecho” de revelar secretos a Rusia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se puso ayer de nuevo a la defensiva ante otra polémica por sus oscuros nexos con Moscú al confirmar ayer que sí compartió información sensible la semana pasada con el canciller ruso, Serguéi Lavrov y con el embajador ruso en Washington, Serguéi Kislyak, como anunció el lunes The Washington Post.

“Como presidente, quería compartir con Rusia, lo que tengo el derecho absoluto de hacer, hechos relacionados con el terrorismo y la seguridad de vuelo de las líneas aéreas”, tuiteó el mandatario, en relación con una información —hasta ahora secreta— sobre los planes del Estado Islámico para realizar ataques terroristas en vuelos comerciales usando computadoras portátiles.

Ayer, The New York Times aseguró que la información secreta que Trump compartió con los hombres del presidente Vladímir Putin fue obtenida por los servicios secretos israelíes y entregada a sus aliados americanos. Según el diario, el gobierno israelí ya pidió a Washington que sea “cuidadoso” con los datos de inteligencia a que tiene acceso el presidente.

COMPARTIR