Venezuela inicia proceso electoral presidencial; Maduro acusa intención de Estados Unidos para derrocarlo

La carrera por la elección presidencial de Venezuela comenzó este miércoles con el presidente Nicolás Maduro como favorito, frente a unos adversarios desmoralizados que apenas empiezan a debatir cómo unirse en torno a un candidato y temen una votación injusta.

La oposición culpa a Maduro, un ex conductor de autobús de 55 años que sucedió a Hugo Chávez en 2013, de haber arruinado una economía petrolera y convertir a Venezuela en una dictadura, en la que las elecciones se usan para perpetuar en el poder al Partido Socialista.

“¡En Venezuela no decide Donald Trump!” afirmó Maduro en una manifestación la tarde del martes, cuando se mostró dispuesto a buscar la reelección en unas elecciones presidenciales que de forma sorpresiva y pocas horas antes había convocado la Asamblea Constituyente para antes del 30 de abril.

Con el adelanto de los comicios presidenciales, que tradicionalmente se hacen en diciembre, el gobierno sacudió las conversaciones que adelantaba en las últimas semanas con la oposición en República Dominicana, con la mediación internacional, donde se negociaban garantías electorales.

Los cancilleres de la región reunidos en Chile rechazaron la iniciativa del oficialismo de llamar a una votación en 90 días, muy poco después que la Unión Europea impuso sanciones a funcionarios venezolanos para presionar un acuerdo para solventar la crisis política.

La fecha beneficia la candidatura de Maduro, una vez que sus adversarios, que convocaron por meses protestas de calle el año pasado buscando presionar sin éxito la salida del presidente, terminaron divididos en medio del dilema de abstenerse o participar en cualquier proceso de votación, que creen fraudulento.

Además las principales figuras de la oposición han sido inhabilitadas para competir.

“Desde el año pasado vengo planteando que nos pudieran emboscar con una elección presidencial adelantada y que teníamos que tener listo candidato (…) Hoy nos agarran en pañales”, dijo el dirigente Andrés Velásquez en una entrevista radial.

Con tan poco tiempo para decidir si participan en los comicios y elegir un candidato unitario, la coalición de partidos opositores llamó a reuniones el miércoles en Caracas.

“¿Participar o no participar, votar o no votar, protestar o no protestar. Si no estamos todos juntos, ninguna estrategia tendrá sentido. ¡Si avanzamos juntos, amalgamados, nadie nos vence!”, dijo el joven líder de la oposición Hasler Iglesias.

Dos líderes de la oposición, Henry Ramos y Henri Falcón, ya anunciaron las aspiraciones presidenciales, pero ambas son figuras divisivas dentro de la oposición: muchos creen que Ramos es ya un veterano, mientras que Falcón es visto con sospecha debido a sus orígenes dentro del movimiento gobernante.

“Las elecciones se llevarán a cabo en los términos de Maduro, lo que le permitirá garantizar su victoria”, dijo la consultora Eurasia.

“Todo esto tendrá un costo de mayor aislamiento internacional, algo que el gobierno parece dispuesto a tolerar si la compensación es perder poder”, agregó el reporte.

Maduro igual dejó abierta la puerta para dialogar en República Dominicana a finales de enero, una vez que la oposición no asistió a la última cita exigiendo al gobierno una actitud de mayor respeto en el marco de la negociación.

COMPARTIR