A dos años de sismo se entregarán 28 viviendas a damnificados

Tras el sismo los edificios de esta unidad sufrieron diferentes daños, por lo cual fueron 180 familias damnificadas las cuales solicitaron desde ese momento el apoyo para su reconstrucción

149

La representante de los damnificados de la Unidad habitacional Infonavit Tetelcingo, María Teresa Vázquez, informó que al haber un gran avance en la construcción de las 28 viviendas que se lleva a cabo en la parte central de esta Unidad podrían ser entregadas a las familias damnificadas el próximo 15 de febrero.

Aseguró que tras el sismo los edificios de esta unidad sufrieron diferentes daños, por lo cual fueron 180 familias damnificadas las cuales solicitaron desde ese momento el apoyo para su reconstrucción, sin embargo dijo de ellos aún falta por atender a más de 120 familias que sufrieron perdida de sus viviendas.

Añadió que en este sentido se siguen tocando puertas para gestionar apoyos para estas familias que no han sido atendidas, mientras tanto dijo con la construcción de estas 28 viviendas que se realizan con recursos de la fundación Carlos Slim.

Agregó que estas construcciones son muy diferentes a las que tenían ya que las estructuras son mucho más resistentes y amplias. Puntualizó que los mismos beneficiados de estas viviendas se han coordinado para resguardar el material que se utiliza para dicha construcción, esto por instrucciones del ingeniero y arquitecto encargado de la obra.

Recordó que esta construcción se dio gracias a su persistencia para solicitar al ayuntamiento municipal la licencia de construcción, ya que este quería cancelar la obra. “Según ellos no estaba la licencia de construcción y querían cancelar la obra, entonces fue ahí donde si le exigimos que nos diera las facilidades en la cuestión de trámites y todo eso, y al fin después en una reunión de cabildo se aprobó que se entregara la licencia de construcción sin ningún costo”, señaló Teresa Vázquez.

Por último destacó que es mentira que cuando se les entreguen estas viviendas a os beneficiarios vayan a pagar, sino más bien van a recibir su patrimonio que tenían perdido.