Acción Nacional propone incentivar a niños y jóvenes a denunciar maltrato

31

La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados solicitó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y las instancias locales en esa materia, que tomen las medidas necesarias para promover la cultura de la denuncia por parte de niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia intrafamiliar.

La diputada Luz Argelia Paniagua, señaló que de acuerdo a la Consulta Infantil y Juvenil 2015, realizada por el Instituto Nacional Electoral (INE), el 95 por ciento de los niños que viven en hogares donde hay violencia dijo que pese a su situación, no solicitaría apoyo a alguna institución gubernamental; y más del 21 por ciento no sabe a quién pedir ayuda o dónde acudir si se encuentra en peligro.

La legisladora señaló que de acuerdo a dicho estudio, el 11.9 por ciento de los menores de entre 6 y 9 años consultados, admitieron que en su familia reciben golpes y agresiones.

El estudio revela que en cuanto a los niños de entre 10 y 13 años víctimas de violencia en sus hogares, en 9 por ciento de los casos la agresión fue física; 16.4 por ciento fue verbal; el 6.6 por ciento emocional y el 2.6 por ciento de tipo sexual, añadió la panista.

Refirió que las cifras sobre el trato violento en el hogar suben en el caso de los adolescentes de entre 14 y 17 años, ya que del total de los consultados por el INE, el 19.5 por ciento dijo vivir en hogares donde han sufrido o sufren violencia, que en el 67.3 por ciento es verbal; en el 44 por ciento de los casos es física; en 32.8 por ciento psicológica y en más del 11 por ciento es sexual.

Añadió que entre los adolescentes, solo el 5 por ciento indicó que estaría dispuesto a acudir a una institución gubernamental para solicitar ayuda.

Por lo anterior, dijo la diputada Paniagua Figueroa, es necesario que las autoridades educativas en los tres órdenes de gobierno incentiven a los menores a denunciar y les hagan ver lo importante de acudir a las instituciones del Estado para frenar los actos violentos en su contra y que pueden poner su vida en riesgo.

Asimismo propuso que las procuradurías de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, federal, estatales y capitalina se coordinen con las respectivas procuradurías de justicia, a fin de que las denuncias sean atendidas, confidenciales, accesibles, “amigables con los menores”, y que éstas puedan interponerse sea en sus oficinas, en las escuelas, en centros de detención y hospitales.

Añadió que para ello, se deberá contar con personal especializado para brindar apoyo legal a los menores, dar seguimiento a sus denuncias y poner en marcha mecanismos de reparación del daño.

El planteamiento, indicó, integra un exhorto al DIF y los sistemas de atención integral a la familia a nivel estatal y municipal, promuevan campañas de información y cursos para padres, madres y tutores, a fin de prevenir conductas violentas y hacerles ver las consecuencias legales de agredir a sus hijos.

Refirió que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), ha advertido que la violencia en la casa es un factor determinante para la deserción escolar y también, para la muerte infantil.

Según el Informe del experto independiente para el estudio de la violencia contra los niños, de las Naciones Unidas, la violencia en el entorno familiar genera problemas sociales, emocionales y cognitivos permanentes en las personas, y que dan paso a problemas conductuales y mentales como ansiedad, trastornos depresivos, alucinaciones, desempeño deficiente de las tareas profesionales, alteraciones de la memoria y comportamiento agresivo.