Acusan a Radamés de Jesús de fraude

70

Hace unas semanas, Radamés de Jesús demostró que tiene un carácter explosivo y es que durante una discusión con “La Wanders Lover” la golpeó a tal grado que la mandó al hospital. Sin embargo, ahora que ingresó a rehabilitación para poder controlar su personalidad, sale a la luz que las agresiones no son el único delito que ha realizado; sino que también cometió fraude.

De acuerdo con la revista TVNotas, el nieto de Carmen Montejo está metido en tremendo problema legal, luego de que fungiera como fiador en un contrato de arrendamiento de un departamento para su amigo Oscar Isaac Hernández Soto. Sin embargo, al no pagarse la renta, el responsable de la deuda es el actor, quien firmó como fiador amparado con la escritura de una propiedad, la cual vendió un mes después cometiendo fraude.

A pesar del problema, ninguno de los involucrados han dado la cara y en varias ocasiones se han escondido del arrendador. Uno de los abogados, que también es el afectado, indicó que el proceso ya lleva dos años y que el comediante no ha querido solucionar la situación.

“El señor Radamés fungió como fiador en un contrato de arrendamiento que firmé con el señor Oscar Isaac Hernández Soto. Él presentó una escritura pública de un inmueble, cuando la entregó estaba a su nombre, pero lo importante es que al mes de firmar la vendió y eso es actuar con dolo y estaría cometiendo un fraude”, comentó.

El abogado indicó que Oscar Isaac no sólo debía una fuerte cantidad por rentas, sino que también subarrendó el departamento y se ostentó como apoderado suyo para poder hacerlo. “Al señor Isaac tampoco lo encontramos en el departamento que rentó. En la administración del departamento nos enteramos que firmó documentos a mi nombre, obviamente falsificando mi firma. Todo lo anterior dio origen a una denuncia ante la procuraduría”, comentó.

Destacó que hay tres demandas en contra de Oscar Isaac y de Radamés de Jesús por incumplimiento y fraude, por lo que el comediante podría ir a la cárcelpor este delito. “Estamos hablando de alrededor de 150 mil pesos. El señor Isaac cuando se le buscó, a veces contestaba el teléfono y otras veces no. Decía que sí iba a pagar. Lo mismo sucedió con Radamés”, destacó.