Afecta Covid-19 al comercio ambulante en Cuernavaca

Persona de la tercera edad no completa sus ventas ni para comer

135

Fernando Hernández, persona de la tercera edad que con casi 78 años de edad sigue trabajando en medio de la contingencia sanitaria del COVID-19 vendiendo sus dulces en una esquina del centro de Cuernavaca, asegura que sus ventas diarias apenas alcanzan los 60 pesos, mismos que ocupa para comer.

Asegura que antes de la contingencia vendía periódico y dulces en un pequeño puesto en calle Galeana del centro de este municipio, lo que le dejaba un ingreso diario de al menos 200 pesos, mientras que ahora tras la recomendación de las autoridades de salud de no salir a las calles, las personas están atendiendo dicha recomendación, no obstante repercute severamente en sus ventas, las cuales disminuyeron considerablemente.

«Antes yo vendía hasta 200 pesos al día, ahora apenas si saco 60 pesos al día para comer», señaló.

Fernando, agregó que con ese dinero ella y su hija van medio comiendo ya que no alcanza para comprar muchas cosas.

Puntualizó que sabe que en todos lados se está viviendo una situación muy difícil y confío en que pronto termine.

Por último pese a que sus ingresos ahora no le alcanzan más que para medio comer, no pidió nada a las autoridades de gobierno ya que asevera que de todas maneras pida o no éstas no los apoyan con nada.