Agentes extranjeros podrán estar armados pero bajo control

16

El Senado aprobó y envió a la Cámara de Diputados las reformas a cuatro artículos de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, que permitirá a agentes extranjeros portar armas en territorio nacional al interior de aduanas y estaciones migratorias, así como a escoltas de personalidades extranjeras como jefes de Estado y mandatarios, con estricto control de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La reforma generó un debate de más de tres horas, en donde PRI, PAN y PVEM argumentaron que no se viola la soberanía, porque los permisos serán controlados por la Sedena y la intención es eficientar la preinspección que harán dichos agentes de los flujos migratorios en fronteras, puertos y aeropuertos, así como el de mercancías con países que son socios comerciales y con los que exista convenio.

La reforma aprobada plantea que en las estaciones migratorias y de aduanas, agentes extranjeros puedan estar armados para realizar labores de preinspección de documentos y mercancías.

El dictamen establece que en el caso de la portación de armas a agentes migratorios, éstos podrán realizar preinspecciones de la documentación de pasajeros en puntos de la frontera compartida y aeropuertos, como sucede ya entre Estados Unidos y Canadá.

En el caso de las aduanas, los agentes podrán portar armas de un calibre no mayor a los 40 milímetros”, a fin de realizar tareas de preinspección de mercancías y vehículos, de manera conjunta con personal mexicano.

La reforma prevé que se extiendan permisos al personal que acompaña a jefes de Estado, jefes de gobierno, ministros o equivalentes, para su protección y seguridad, por lo que la Sedena podrá autorizar de forma individual o como corporación a estos equipos.