Al tiempo… Hartazgo Social lo que sigue.

Francisco Bermúdez

Delirante pero nada alejado de la realidad es lo que nos muestra la cinta de Todd Phillips ” Joker ” magistralmente interpretada por Joaquín Phoenix y Robert de Niro.

Una sociedad que llevó al tope la decepción de los gobernantes, la injusticia, la marginación y la pobreza frente a un grupo minúsculo de potentados que son capaces de divertirse en un salón de ópera mientras en las calles los asesinatos de un hombre victima de la descomposición social generan disturbios en una metrópoli similar a las actuales en donde impera la suciedad y la precariedad.

Escenas brutales ocurren en la actualidad en Hong Kong en donde los disturbios generan daños a los bienes públicos y privados, en Barcelona la policía arremete brutalmente contra mujeres y en chile el pueblo patriota y poco tolerante muestra su desprecio a los gobiernos de ultraderecha generando bloqueos en las calles de la capital y cerrando el metro por el alza a los precios del transporte público.

Todos vemos estas escenas a diario en noticieros y en redes sociales, entonces la escena en donde Joaquín Phoenix encarnando al guasón se levanta victorioso aclamado por la turba enfurecida y llena de odio y resentimiento no está lejos de la realidad.

La ciudad de México recientemente experimentó la furia de jóvenes encapuchados en su mayoría mujeres que protestaron con razón frente a los feminicidios y la parálisis del gobierno de la Ciudad de México, estas protestas fueron violentas , incivilizadas y generaron daños a monumentos de la ciudad de México, quizá contaminados por infiltrados y anarquistas que aprovechando la oportunidad tratan de dañar a un gobierno débil e incapaz pero la realidad es que el hartazgo y el enojo ante la falta de resultados se hizo patente en la capital .

México vive una espiral de violencia sin precedentes , lo acontecido hace unos días en cualiacan es una muestra de que el que manda no es el gobierno ni los poderes fácticos, sino el crimen organizado, el golpe mediático fue demoledor demostró la incapacidad del gobierno para enfrentar el crimen organizado empoderado por una gran parte de la sociedad cómplice y esto traerá consecuencias en la próxima evaluación de la aprobación presidencial, al tienpo.

Pero quién dejó crecer al mounstro de cien cabezas ? hay una serie popular que se difunde en Netflix que hace una analogía con el desarrollo del poder del narco en las últimas décadas y no parece descabellada, en el muestra a un poderoso hombre que en su ambición desmedida de convierte en el interlocutor con los capos del país, de ahí su valor político que le permite ascender hasta estar en la antesala del poder supremo y convence a los mandatarios que es importante ejercer control sobre el crimen organizado estableciendo límites territoriales y evitando disputas, pero todo se sale de control cuando la ambición de uno y otro convergen en una encrucijada perfecta, un aspirante a la presidencia es débil y necesita el apoyo económico de un capo que le ofrece recursos y a cambio pide el exterminio de sus enemigos, se desata entonces una guerra inútil en donde a la postre todos pierden, uno acaba preso y el otro sumido en el vicio del alcohol.

Tiene lógica entonces, quién es el culpable ? La ambición desmedida para alcanzar el poder político y económico, en nuestro estado la última administración municipal más del 30% de los alcaldes tenían vínculos con el crimen organizado, les debían el ascenso al poder político pero a cambio de darles todas las facilidades.

Es fácil de entender quien dejó crecer a este monstruo pero quién lo va a detener, y si no se detiene cual será la respuesta de la sociedad , permanecerá oculta y atemorizada ? , seguramente no se enfrentará al crimen, pero si lo hará frente a los gobiernos o a la autoridad militar o policial, pues estos no podrán ejercer su poder para ultimar a la población, entonces vendrán las protestas y la insurrección y pronto tendremos escenas dantescas en las calles y surgirán liderazgos que como Arthur Fleck representará no a los criminales sino a los desposeídos, a las víctimas de la injusticia social , a los desamparados y pisoteados por el poder político y economico.

Esto ya no es ficcion, ocurrió en Hong Kong , Barcelona, Chile y en México, el vaso se llena y la espiral de violencia se expande, es cuestión de tiempo.

loading...
COMPARTIR