Al tiempo…Morena Proceso Interno.

Por: Javier Bermudez

El proceso interno para renovar la dirigencia nacional de Morena y la de los comités estatales está enturbiado, las cosas se salieron de control y la imagen que proyecta el movimiento más no partido que llevó a la presidencia a Andrés Manuel López Obrador a la opinión pública no es buena.

Medios de comunicación y analistas políticos han comparado a este instituto político con el PRD y las imágenes en la televisión muestran pleitos, agresiones y hasta balazos impidiendo la realización de asambleas, las tribus emigraron a Morena y dan una muestra de falta de unidad y beligerancia dónde hasta el propio presidente de la república en su papel de líder moral los ha llamado al orden.

El que se deja manipular, el que actúa en función de intereses de grupo, intereses sectarios, no es un buen ciudadano, no es demócrata, y para que quede claro no está actuando en el marco de definición de principios de la 4T”, así lo expresó el presidente hace unos días.

Y es que se estima que el 27 % de los congresos distritales que debieron realizarse se han cancelado y de las que si se realizaron “la inmensa mayoría” están impugnadas, y la razón es que el proceso “está viciado de origen, declaró recientemente Yeidckol Polevnsky.

Del total de 300 asambleas distritales que deben realizarse, se han convocado 238 y hay 62 pendientes a realizarse en 4 entidades y que fueron convocadas para el domingo 27 de octubre.

Pero de las que ya debieron realizarse sólo se han concretado 173 y se han cancelado 65, es decir, 37.5 % de los congresos distritales que se buscó instalar, no pudieron funcionar.

El contexto en el que se desarrolla dicho proceso comicial, el cual está restringida su participación solo para los afiliados, es un ambiente de confrontación interna, un reclamo y malestar de la militancia por las asignaciones y actitudes de muchos de los funcionarios del Gobierno de la 4T.

Hay una militancia excluida en espacios de gobierno, en contraparte una incorporación de cuadros que hace poco tiempo pertenecían al régimen contra el que se luchó durante décadas, en síntesis hay una militancia lastimada y excluida de los procesos de incorporación de espacios de gobierno.

La Diputada Tatiana Clouthier hace unos días lanzó señalamientos directos contra una de las aspirantes, Bertha Luján quien representa una fuerza política al interior que proviene de esa estructura de gobierno que son los súper delegados federales en las entidades federativas y quienes son precisamente a quienes en su mayoría se les señalan el maltrato y exclusión a la militancia en sus respectivos ámbitos territoriales, optando por dar preferencia a personajes del PRI en espacios y responsabilidades claves del Gobierno.

A un año de haber conquistado la presidencia de la república parece que el pragmatisno le está cobrando la factura al Presidente, la incorporación de cuadros ajenos a la izquierda tradicional que le ha sido fiel desde hace muchas décadas a Andrés Manuel López Obrador generó malestar en estados cómo Chiapas en donde las candidaturas fueron otorgadas a actores políticos del partido verde ecologista, igual sucedió en Tabasco y no se diga en Morelos en donde los funcionarios del gobierno estatal son en su mayor parte panistas por cierto de muy mala reputación y fuereños vinculados con priistas como Javier Duarte, Manlio Fabio Beltrones y otros extraños personajes.

Si a esto sumamos los intereses que genera la sucesión presidencial y los pleitos por las candidaturas en las elecciones intermedias del 2021 se explica claramente que está pasando al interior de este movimiento.

Andrés Manuel López Obrador ha declarado que no meterá las manos en el proceso interno para renovar las dirigencias de morena, sin embargo si las cosas se siguen saliendo de control es muy probable que cambie de parecer y tome las riendas.

En Morelos el escenario también es muy complicado hubo violencia y agresiones en el intento por llevar a cabo las asambleas, dos grupos se enfrentan por la sucesión en el 2024, la nomenclatura integrada por viejos militantes de la izquierda y alcaldes que se han sumado a la candidatura de Berta Luján y el grupo que comanda el ex senador rabindranath Salazar Solorio, actual director general del banco del bienestar y hermano del senador Radames Salazar Solorio, sin embargo ambos grupos carecen del apoyo gubernamental estatal para operar políticamente, los espacios claves tanto en dependencias federales como estatales están en manos de panistas, priistas y fuereños que.no conocen el estado y que difícilmente se comprometerán en un trabajo de apoyo político a cualquiera de los dos grupos, el escenario se ve desolador para Morena en Morelos en donde siempre la gente ha manifestado su apoyo al actual presidente de la república, pero no es lo mismo el 2018 que el 2021.

El gran reto de Morena es salir bien librado de su proceso interno y entrar en un proceso de institucionalización de sus instancias de dirección, después de esto se debe de llevar a cabo un proceso de reconciliacion y trazar la ruta de apoyo al presidente, enfrentando de manera inteligente la embestida cotidiana de la derecha dolida que trae una campaña intensa y permanente de ataques al Presidente y a la 4T.

Alguien en Palacio Nacional debe valorar la permanencia de funcionarios ajenos a la izquierda y optar por funcionarios con capacidad política y no técnica, Al tiempo ….

loading...
COMPARTIR