Andrés Manuel propone crear una Constitución Moral

17

Para vivir con alegría y felicidad no es suficiente tener acceso a la educación y al trabajo, hace falta también «recibir estímulos emocionales que den bienestar al alma porque no sólo de pan vive el hombre», consideró Andrés Manuel López Obrador, presidente de MORENA.

Al expresar su tristeza y pesar por la tragedia ocurrida el miércoles en una escuela privada de Monterrey, Nuevo León, donde un alumno se quitó la vida tras agredir con un arma de fuego a su maestra y tres de sus compañeros, López Obrador estimó que hechos como éste hablan de una descomposición social profunda y de la inconformidad de los jóvenes por no ser tomados en cuenta.

De ahí la importancia de que los padres y madres de familia «siempre les digan y les repitan a sus hijos e hijas el amor que sienten por ellos», indicó López Obrador.

Además, planteó lo positivo que  desde el núcleo familiar se practique «la autocrítica y la tolerancia».

Sí, pero eso repetirlo y repetirlo y repetirlo siempre, siempre, abrazos, cariño a los hijos y no ser autoritarios, en la familia hay que practicar la autocrítica, la tolerancia, la fraternidad, por eso planteamos que no sólo va a salir adelante México con  mejoras materiales, también es el bienestar del alma, hay que crear un ambiente nuevo en el país, para eso es la transformación, porque no sólo de pan vive el hombre» expresó en entrevista con Grupo Imagen.

Ante militantes de MORENA en el Estado de México, López Obrador recalcó la necesidad de fortalecer valores morales y espirituales así como crear una constitución moral, misma que será difundida en todo el país si su movimiento triunfa en el 2018 y que echará mano en uno de sus ejes principales de las personas de la tercera edad.

Teniendo como eje fundamental el que sólo siendo buenos podemos ser felices (…) se va a aumentar la pensión universal al doble, qué les vamos a pedir? Que voluntariamente nos ayuden a transmitir valores con la constitución moral’.

El tabasqueño también criticó que desde hace varios años en México se abandonó a los jóvenes al negarles su derecho a la educación superior y con ello, cancelarles un futuro mejor.

A lo anterior debe sumarse que las crisis económicas obligan  a los padres y madres a trabajar más tiempo y en consecuencia se genera una desatención a los hijos.