Aprobaron en el Congreso de Morelos la reforma electoral

215

Garantizan diputados paridad entre hombres y mujeres en candidaturas y la conformación de la Legislatura Local y los Ayuntamientos, freno a la violencia política de género, inclusión indígena y gobernabilidad.

Señala que no habrá incremento en el presupuesto del Poder Legislativo, ni se aumentará el número de regidores.
La LIV Legislatura del Congreso del Estado de Morelos aprobó este día una Reforma Político Electoral y de Violencia Política por Condición de Género, que permitirá garantizar la paridad entre hombres y mujeres en Diputaciones, Presidencias Municipales, Sindicaturas y Regidurías; pone freno a la violencia política de género, promueve la inclusión indígena y la gobernabilidad.

La modificación al marco jurídico electoral, incrementa solo cuatro diputados para garantizar la atención ciudadana y hacer eficiente la redistritación, dejando claro que esto no significa la ampliación del presupuesto del Poder Legislativo. Asimismo, especifica que no habrá incremento al número de regidores en los municipios.

El dictamen avalado por las y los legisladores, también actualiza la normatividad en términos de lenguaje incluyente, reforma diversos artículos de la Constitución Política y adiciona y deroga diversas disposiciones del Código de Instituciones y Procedimiento Electorales, así como de la Ley Orgánica Municipal y de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, todas del Estado de Morelos.

Por la Reforma Político Electoral se incrementa a 16 el número de Distritos Locales Electorales y por tanto de diputados electos por mayoría relativa, y se mantiene en ocho el de los diputados electos por el principio de representación proporcional. Sin embargo, se establece que el aumento en el número de las y los diputados no deberá traducirse en un incremento presupuestal y de gasto operativo del Congreso del Estado.

Ningún partido podrá obtener más de 16 diputaciones por ambos principios y la elección consecutiva de las diputaciones a la Legislatura podrá ser hasta por cuatro periodos sucesivos.

Se establece que, las listas de representación proporcional de diputados que presenten los partidos políticos, se integrarán por hombres y mujeres, hasta de ocho candidatos propietarios y sus respectivos suplentes del mismo género cada fórmula, en la que se garantice el principio de paridad hasta agotar la lista, para la conformación del Congreso del Estado. Podrá obtener una diputación plurinominal el partido que obtenga el cuatro por ciento de la votación estatal emitida.

Tendrán derecho a participar en la asignación de diputaciones de representación proporcional, los partidos políticos que por sí o en coalición registren candidaturas de mayoría relativa en cuando menos quince distritos uninominales y que, como partido político, hayan alcanzado por lo menos el cuatro por ciento de la votación estatal emitida.

Para mantener el registro el Partido Político Local deberá obtener al menos el cuatro por ciento de la votación válida emitida en la elección de Diputados, según lo dispuesto en la normatividad relativa.

Se determina que, los partidos políticos nacionales que habiendo participado en una elección anterior obteniendo el umbral de votación en el estado y hayan optado por su registro local, no serán considerados de nueva creación, respetándose su antigüedad y pudiendo fusionarse o incorporarse con uno o más partidos locales o nacionales.

Sin embargo, los partidos políticos de nueva creación no podrán fusionarse o incorporarse a ningún otro, sino hasta después de la primera elección en la que participen

En cuanto a los municipios, cada uno estará gobernado por un ayuntamiento de elección popular directa, integrado por una Presidencia Municipal y una Sindicatura, y el número de Regidurías que señale la Ley Orgánica Municipal electas por el principio de mayoría relativa, y por Regidurías electas por el principio de representación proporcional.

Las Presidentas o Presidentes Municipales, Síndicas o Síndicos y Regidoras o Regidores de los Ayuntamientos, por elección directa, podrán ser reelectos únicamente para un período adicional de gestión consecutiva.

El número de regidores en cada municipio no se modifica, pero en Cuernavaca, Cuautla y Jiutepec, dos serán electos por el principio de mayoría relativa en la fórmula de la Presidencia Municipal y Sindicatura, y uno lo será por este principio en los municipios de Ayala, Emiliano Zapata, Temixco, Xococotla, Yautepec, Axochiapan, Jojutla, Puente de Ixtla, Tepoztlán, Tlaltizapán de Zapata, Tlaquiltenango, Xochitepec, Yecapixtla y Zacatepec.

Los partidos o candidaturas independientes que obtengan el cuatro por ciento de la votación total efectiva del municipio, podrán ser considerados para la inclusión en la distribución de regidurías en los ayuntamientos; el Consejo Estatal electoral deberá garantizar la paridad de género en la integración de los cabildos, en cuya representación ninguno partido deberá tener más de 60 por ciento del total.

La reforma considera como violencia política contra las mujeres en razón de género, dentro del proceso electoral o fuera de éste, entre otras, las siguientes conductas: obstaculizar a las mujeres, los derechos de asociación o afiliación política; ocultar información a las mujeres, con el objetivo de impedir la toma de decisiones y el desarrollo de sus funciones y actividades; ocultar la convocatoria para el registro de precandidaturas o candidaturas, o información relacionada con ésta, con la finalidad de impedir la participación de las mujeres.

También; proporcionar a las mujeres que aspiran a ocupar un cargo de elección popular, información falsa, incompleta o imprecisa, para impedir su registro; obstaculizar la precampaña o campaña política de las mujeres, impidiendo que la competencia electoral se desarrolle en condiciones de igualdad, y cualquier otra acción que lesione o dañe la dignidad, integridad o libertad de las mujeres en el ejercicio de sus derechos políticos y electorales.

También, considera impedimento para ser candidato a un cargo de elección popular, el haber sido condenado en una sentencia firme por violencia política contra las mujeres en razón de género.

Asimismo, la Reforma Político Electoral sienta las bases para que los partidos políticos garanticen a la ciudadanía indígena su participación en los procesos de selección interna de candidaturas a cargos de elección popular de diputados y diputadas, y los ayuntamientos, a través del sistema de partidos políticos, respetando sus tradiciones, usos y costumbres, y observando el principio de paridad de género.

La reforma incluye al artículo 44 de la Constitución Local para establecer que, para que una iniciativa tenga el carácter de ley o decreto, necesitará en votación nominal de la mayoría simple del total de las y los diputados integrantes de la legislatura.

El artículo 147 también fue reformado para establecer que la Constitución puede ser adicionada o reformada, tras el voto de las dos terceras partes del número total de diputados, con el voto aprobatorio de la mitad más uno de los ayuntamientos.

En su participación a favor del dictamen, el diputado José Luis Galindo Cortez, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social, aseguró que la presente reforma “es producto de un profundo análisis” de los integrantes de la actual legislatura, ello con el objetivo de reforzar los valores y reglas de la democracia constitucional, además de consolidar los mecanismos de representación política ciudadana.

En este sentido, agregó que el incremento de 20 a 24 diputados no significará un incremento en el tema presupuestal y detalló que además, esta reforma sienta las bases para abatir la violencia política en contra de las mujeres, tanto en el Congreso como en los cabildos.

En el mismo sentido, la diputada Tania Valentina Rodríguez Ruiz, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, destacó que el dictamen de la reforma electoral puntualiza que no habrá incremento presupuestal ni del gasto de operación del Congreso, como consecuencia del aumento en el número de diputados, y que tampoco se aumentará el número de regidores, por lo que con su aprobación “los que estamos aquí presentes y votamos a favor, les cumplimos a las mujeres”; “no se dejen engañar, no es algo que lastime a los morelenses”.

Al argumentar su voto a favor, la diputada Rosalina Mazari Espín, coordinadora de la Fracción Parlamentaria del Partido Revolucionaria Institucional, aseguró que la presente iniciativa de armonización con la legislación federal, se suma a todas a las acciones que se han venido realizando en Morelos para combatir la violencia política por motivo de género para garantizar a todas las mujeres el ejercicio pleno de sus derechos político-electorales y agregó que la aprobación de éste es una prioridad para el partido que representa.

Consideró que la reforma electoral representa un avance para la vida política y democrática del estado de Morelos, e hizo un llamado a las mujeres de Morelos “para no perder de vista el objetivo de alcanzar una democracia plena con la participación de las mujeres, bajo el principio de paridad de género, y que busca nuestra inclusión segura y efectiva a todos los espacios que represente una toma de decisión”.

De su parte, la coordinadora del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, Ana Cristina Guevara Ramírez festinó en particular la aprobación de los cambios en materia de violencia política en razón de género y destacó que “las mujeres llegamos para quedarnos, demostrar con trabajo, compromiso y honestidad lo que podemos hacer”; y se pronunció porque no existan más casos donde se violente a una mujer por su género y en su caso que se sancione al infractor.

El diputado del Partido Encuentro Social, Marcos Zapotitla Becerro, sostuvo que con la aprobación de esta reforma electoral, la LIV Legislatura “le ha cumplido hoy a las mujeres de Morelos”, aunque consideró que la lucha a favor de sus derechos tendrá que continuar.

Agregó que las y los diputados refrendaron su compromiso “con la paridad de género, con la igualdad de derechos entre mujeres y hombres”, pero sobre todo para demostrar que en Morelos “las mujeres tienen voz y tienen fuerza”. Y aseguró que con este dictamen también se paga una deuda con los pueblos indígenas, “para que los municipios de reciente creación tengan garantizada su representación”.

Finalmente, en la sesión que cumplió con las disposiciones ordenadas por las autoridades sanitarias para evitar contagios por COVID-19, la reforma político electoral fue aprobada por 13 votos a favor y seis en contra.