Aprueba el Senado a Medina Mora como candidato idóneo a la Corte

21

Pese a las fuertes críticas y cuestionamientos a su integración en la terna que por cuatro horas formularon legisladores perredistas, petistas y Javier Corral, del PAN, el bloque PRI, PAN PVEM aprobó el dictamen por el que se establece que Eduardo Medina Mora, reúne los requisitos constitucionales para ser nombrado ministro de la Suprema Corte de Justicia, primer paso para que el pleno haga la designación del aún embajador de México en Estados Unidos.

Desde un salón cercano al salón de sesiones, Medina Mora siguió, junto con los otros dos integrantes de la terna para ocupar la plaza desierta en la Suprema Corte, luego del fallecimiento del ministro Sergio Vallas y escuchó que se le considera inepto, ineficaz y un contumaz violador de derechos humanos en todos los cargos públicos que desempeñó, especialmente como titular de la Procuraduría General de la República (PGR).

El senador Corral agregó una más. Dijo que su nombramiento es un pago de facturas de Peña Nieto a Medina na Mora , ya que como procurador en el sexenio de Felipe Calderón, “dio cerrojado” a las investigaciones en contra del ex gobernador Arturo Montiel y su hijo, por peculado y ejercicio indebido de recursos públicos.

Agregó que con el nombramiento de Medina Mora se da un “golpe demoledor a la Corte” y se pone en juego la “nefasta variable” de las cuotas partidistas, ya que al PRI le corresponderá elegir dos, a Medina Mora y mas tarde a Raúl Cervantes y al PAN le tocará otro. Es un mensaje ominoso, agregó, para la carrera judicial.

Corral respondió luego a su compañero de bancada, Daniel Avila, quién pese a que formalmente el voto es secreto, dijo que votaría por Medina Mora, por su postura contra el aborto y pidió a los demás panistas, tener presente esa defensa del derecho a la vida, desde la concepción misma.

“Yo también defiendo ese derecho y no voy a votar por Medina Mora”, le respondió.

Antes, el perredista Luis Sánchez detalló la resolución de la Corte, que echó abajo la controversia constitucional contrala ley que despenaliza el aborto en el Distrito Federal, presentada por el entonces titular de la PGR en el pasado sexenio panista.