Aumenta 36 por ciento accidentes a motociclistas por falta de cultura vial

Los vehículos no respetan las bahías de guarnición, ni banquetas o pasos viales.

76

Los accidentes a motociclistas y ciclistas en el estado de Morelos se han incrementado en los últimos años principalmente provocados por vehículos particulares quienes no respetan la cultura vial, lo que provoca en ocasiones muertes o discapacidades.

Emanuel Flores de 34 años de edad lleva solo 8 meses rodando en bicicleta con amigos y familiares, sin embargo, aseguró que los vehículos no respetan las bahías de guarnición, ni banquetas o pasos viales.

«Desgraciadamente en Morelos no hay buena cultura vial ya que muchos conductores van desconcentrados en el teléfono e invaden los carriles, de por si no hay carriles especiales para ciclistas y la imprudencia es lo que provoca los accidentes».

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), continúa llamando «accidentes viales» a situaciones donde no se cuenta actitudes riesgosas de los conductores de automóviles privados, explica en parte por qué carecemos de datos confiables para medir las consecuencias de la falta de educación vial.

Motociclistas y ciclistas disfrutan del camino y también tienen que usar equipo de seguridad personal como: casco, guantes, chaleco o chamarra fluorescentes, calzado resistente, lentes especiales y en el caso de las bicicletas es muy importante la iluminación delantera y trasera para ser visibles en carreteras.

Los accidentes viales son totalmente prevenibles, tan solo reducir el límite de velocidad a 40 km/h en calles transitadas podría evitar la mitad las 300 mil muertes anuales en las calles y el 60 por ciento de la gravedad de las lesiones.

Entre los hallazgos del Reporte Trimestral de hechos de Tránsito, septiembre 2019 de la Semovi informó sobre un aumento en hechos de tránsito con víctimas mortales, al reportar un 36 por ciento casos que ocurrieron en horas pico de trabajo, acentuándose en fines de semana.

«Afectando principalmente a motociclistas quienes presentaron la mayor tasa de mortalidad, 1.8 muertes por cada millón de viajes.

Y eso no es todo. Cuando se analiza la prevalencia de alcohol entre conductores y el alto porcentaje de los que se dan a la fuga tras un siniestro de tránsito nos queda el reflejo de la violencia vial diaria sin infracciones no penas ejemplares para disminuir estos eventos».