Australia sacrificó a 700 Koalas

20

Autoridades del estado de Victoria, en la corta sur de Australia, reconocieron hoy que sacrificaron a cientos de koalas para controlar la sobrepoblación en las reservas de la región de Cape Otway, al sur de la ciudad de Melbourne.     Grupos defensores de los animales denunciaron que las autoridades australianas mataron en secreto entre 2013 y 2014 a unos 700 koalas en Cape Otway, unos 230 kilómetros al suroeste de Melbourne, bajo el argumento de que estaban destinados a morir debido a la sobrepoblación.     La presidenta de la Fundación Koala, Rachael Brown, condenó la acción de las autoridades de Victoria a las que criticó por no proteger a los koalas, que son uno de los principales iconos de Australia, y exigió una explicación.     Ante la indignación de la sociedad, la ministra de Medio Ambiente de Victoria, Lisa Neville, explicó que los sacrificios fueron necesarios y que se llevaron acabo por “eutanasia”, ya que los marsupiales estaban destinados a morir de hambre.     “La operación era indispensable para evitar el sufrimiento a los koalas que no tenían con qué alimentarse”, subrayó en una entrevista a la cadena ABC Neville, quien en el momento de los hechos no estaba al frente de la ministerio de Medio Ambiente de Victoria.     Agregó que ante la falta de hojas de eucalipto, base de su dieta, los koalas se veían obligados a comer la corteza de los árboles, que no los nutría de forma suficiente, por lo que los marsupiales sufrían una larga agonía y morían.     La ministra dijo que ante la situación que presentaban los animales, las autoridades tuvieron que sacrificar a 686 de ellos, aunque aclaró que todos los koalas sacrificados ya ni siquiera tenían fuerzas para subir a los árboles.     Desley explicó que la mayoría de las veces, los koalas fueron recogidos del suelo y que llevados hasta una estación de veterinarios, quienes los anestesiaban, hacían un chequeo completo de su salud y luego determinaban, según su criterio, cuales serían sacrificados.