Benéfico para Cuauhtémoc Blanco que cámaras no funcionen: penalistas

678

Cuernavaca. Mor., 01 de feb del 2021.- Pese al incremento en el número de delitos cometidos en Morelos, abogados penalistas criticaron el mal funcionamiento de las mil 200 cámaras de seguridad del Centro De Coordinación comando Control Comunicaciones Y Computo (C5) de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), debido a que sólo el 30 por ciento funcionan.

En entrevista, Said Basabe Gómez abogado postulante informó que el sexenio del exGobernador, Graco Ramírez y el extitular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Jesús Alberto Capella instalaron un total de mil 200 cámaras, de las cuales, lograron dar el seguimiento a los presuntos responsables de un delito.

Explicó que hoy en día, hay incertidumbre debido a que las cámaras de seguridad no han sido reparadas con la intención de que los elementos policíacos pudieran cometer algún acto delictivo.

«Sí sirvieran esas mil 200 cámaras nos ayudarían a demostrar quién cometió un ilícito, quiénes participaron e incluso el seguimiento que en algunos casos que se dió cuando estuvo Graco. Nosotros documentamos en un juicio que llevamos hace unos meses, donde a unos jóvenes se les acusaba por haber robado y pedimos el apoyo de 10 cámaras, y solamente me entregaron tres. Y con esas pruebas demostramos que todo había sido una farsa de los policías al acusar a los jóvenes».

Por ello, Basabe Gómez no descartó que el hecho de que las cámaras de seguridad se encuentren descompuestas podría ser a beneficio del gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo, para no detener a los responsables de los delitos.

«Sí funcionarán esas cámaras de seguridad, hoy ya no habría desapariciones cometidas por policías, no hubiera muchos asesinatos y más delitos, al menos se podrían identificar y dar seguimiento en contra de los infractores para su detención».

Es de mencionar que mañana de ayer, dos cadáveres fueron hallados en el municipio de Cuernavaca, uno de ellos en la calle Héroes de Nacozari y presentaba lesiones producidas por disparos de arma de fuego, y un segundo cuerpo sin vida sobre la calle Clavijero en la colonia Centro.