Blanco responsable de derrota del Zacatepec en el Coruco

El viernes pasado el Zacatepec se midió a Alebrijes de Oaxaca en el primer capítulo de la final del Ascenso Mx ante 21,434 aficionados en el ahora mítico nuevo Estadio Agustín ‘Coruco’ Díaz.

Los vestidores dos horas antes del juego parecían una autentica cantina, limitando el espacio y tiempo de concentración para los jugadores y su cuerpo técnico pues, el espacio estaba atiborrado de hombres de ‘pantalón largo’, quienes en un afán de protagonismo invadieron el lugar para supuestamente ‘motivar’ al equipo.

Había fiesta en el Coruco. Pero esta no sirvió para sacar buenos resultados sino todo lo contrario.

Uno de los distractores fue el exfutbolista habido de protagonismo Cuauhtémoc Blanco, quien llegó para dar sus ‘consejos’ al vestidor.

Frases clichés y vacías como: ’90 minutos de concentración, hay que dar todo en la cancha…’, fue lo que ‘recomendó’ el examericanista al equipo que, en lugar de esto, le hacía falta estar a solas para platicar sobre la estrategia a seguir junto con el cuerpo técnico para lograr el objetivo de al menos llevar la mínima ventaja a la visita en Oaxaca, mismo que no se logró.

Evidentemente, Blanco y su séquito solo estorbaron. Entorpecieron el trabajo que debieron hacer los jugadores, los miembros de la directiva y el cuerpo técnico A SOLAS.

Esto costó caro al equipo; a los primeros cinco minutos de juego, el Zacatepec ya perdía 0-2 con goles de Daniel Cisneros al minuto dos y de Arturo Ledesma al minuto cuatro. Situación que hizo que el silencio inundara al Coruco.

Durante todo el partido, los cañeros no lograron recuperar el ritmo ni la concentración. El afán de protagonismo del gobernador y su horda de villamelones que invadió el vestidor, habían terminado con todo el trabajo excelente que se logró durante la liguilla llegando invictos a la final.

Todo se fue a la basura cuando en el minuto 82, cayó el tercero para los de Oaxaca por un remate de Franco Faria.

Porque al vestidor, se baja al final del partido. No se va a pachanguear ni a robar cámara ‘dando consejos’ vacíos como su intención de ayudar.

Sin duda, aquí aplica el dicho popular que dice: Mucho ayuda el que no estorba. En esta ocasión, el gobernador, volvió a estorbar.

Sin embargo, falta un capitulo más de esta final. Será el próximo 6 de diciembre a las 20:30 horas en el estado del Instituto de Oaxaca que se lleve a cabo la final de vuelta del Ascenso MX.

Esta vez, ojalá ni se le ocurra presentarse ahí a Cuauhtémoc Blanco.

loading...
COMPARTIR