Bolivia aprueba aumentar hectáreas legales de plantación de coca

30

El Senado boliviano, controlado por el partido del presidente Evo Morales, dio ayer luz verde a una ley que sube de 12 mil a 22 mil las hectáreas legales de plantaciones de hojas de coca en el país.

La medida se aprobó gracias a la mayoría del oficialismo, puesto que la oposición criticó la medida, y ahora sólo resta que el mandatario boliviano promulgue formalmente la ley.

El presidente del Senado, Alberto Gonzales, justificó que con la nueva norma, “se han puesto las cosas en su sitio” y se ha “rescatado y blindado una parte fundamental de la cultura de los bolivianos”, que, consideró, es la hoja de coca y sus usos tradicionales, culturales y medicinales.

La ley que queda ahora enterrada establecía el límite de 12 mil hectáreas, y que sólo podían cultivarse en las zonas de Yungas y La Paz, unas restricciones fijadas en 1988 y enmarcadas en la lucha contra el narcotráfico.

Sin embargo, un decreto de 2004 ya permitía un cultivo de 3 mil hectáreas en la zona del Chapare, feudo del sindicato que aún preside Evo Morales. Sin embargo, en la práctica el cultivo era de 6 mil hectáreas, un problema que se repite en otros puntos del país.

El ex presidente Jorge Quiroga (2001-2002) consideró que la nueva normativa es una “narco-ley” que “va a traer vergüenza nacional y va a hacer un daño enorme al país” porque, a su juicio, generará mayor narcotráfico y criminalidad. Además, denunció que la mayoría de la producción del Chapare “se destina a fines ilícitos”.