Canaco Jojutla exige entrega de registros comerciales

157

Integrantes de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) Jojutla, se manifestaron la mañana de ayer (martes) afuera de la sede provisional del Ayuntamiento C4, para exigir al edil, Juan Ángel Flores Bustamante, la entrega inmediata de los trámites de registros comerciales e industriales.

Emmanuel Parra Fuentes, presidente de esta cámara, señaló que las autoridades locales se han negado a firmar un convenio donde se estipula que las personas que no enajenan bebidas alcohólicas no deben pagar su registro al municipio, dijo que por el contrario les piden una aportación extra para contribuir a obras públicas.

“Constitucionalmente el artículo 36 le impide al presidente municipal hacer cualquier cobro ya que nosotros estamos aportando a la federación y tan es así que de esas aportaciones que nosotros dimos, si 193 millones de pesos que le van a dar a Jojutla este año no son nada, le pregunto, el primer año con Alfonso Sotelo exalcalde le dieron menos de 100 millones y sin problema pudo trabajar, desconocemos que tanto es lo que el actual quiere para poder hacer obra”, refirió.

Afirmó que son alrededor de 300 agremiados los que no deben realizar esta aportación, que no se ha hecho desde el inicio de la formación de la CANACO en los años 90. Así mismo rechazaron de nueva cuenta, el aumento en el pago de refrendo hasta cuatro veces más de lo que venían pagando, para los que expenden bebidas alcohólicas, al asegurar que “el gremio no está para esto”.

Cabe destacar que en el trienio anterior encabezado por Alfonso Sotelo, les cobraban 400 pesos “parejo” a los que integraban esta cámara, sin embargo el argumento de la autoridad municipal es que se está tazando en función de las Unidades de Medida y Actualización (UMAS) que vienen en la ley de ingresos. Finalmente, los quejosos pidieron al edil Flores Bustamante, respetar la ley y les de audiencia para tratar el tema, ya que durante su protesta no fueron atendidos por ninguna autoridad del ayuntamiento.

Por Areli Gómez