Causan alimentos procesados enfermedades graves: OMS

113

Llaman especialistas de la UNAM a reducir el consumo de alimentos elaborados con gluten (harinas), azúcares y grasas, así como de carnes y productos industrializados, “para no alterar la estructura celular”.

En el marco del Día Mundial de la Salud, que se celebra hoy 7 de abril y que en este 2015 está dedicado a la “inocuidad” de los alimentos; se llama a tomar consciencia de “lo que comemos” y “estar abiertos a informarnos y cambiar hábitos de consumo” para cuidar nuestra salud.

Sofía Sánchez Piña, académica de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia de la UNAM, explicó que al reducir el consumo de alimentos con gluten –como panes, pastas, harinas refinadas y arroz blanco– y de aquéllos abundantes en azúcares y grasas, así como de carnes y productos industrializados ricos en sal y conservadores, se resguarda al organismo de la alteración de la estructura celular, “un proceso invisible a nuestros ojos, pero asociado a enfermedades como la obesidad, la diabetes y el cáncer, crecientes en México”.

La profesora universitaria consideró relevante que esa instancia internacional haya elegido como tema la “inocuidad” de los alimentos, pues revela que la forma en que comemos es un asunto de salud pública de impacto global.

Sánchez Piña apuntó que existen varios nexos entre lo que ingerimos y las enfermedades, uno ligado a la insalubridad y transmisión de infecciones, y otro más complejo, asociado a las nuevas formas de comer, a la industrialización y al mercado de estos suministros.

“Los alimentos insalubres se relacionan con la muerte de dos millones de personas al año, en su mayoría niños”, revela la OMS con motivo de esta celebración.

La comida con bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, desde diarreas hasta el cáncer.

En muchos países, como el nuestro, aún existen las infecciones por alimentos relacionadas con la insalubridad, la falta de calidad del agua y la transmisión de microorganismos, que provocan especialmente diarreas, reconoció.