Celebran a los niños con actividades culturales en la Plaza de Armas

17

Para festejar a los niños y niñas morelenses en su día, el pasado jueves 30 de abril, a partir de las 18:00 horas, se ofreció una serie de actividades culturales titulada “Celebración del día de la niña y el niño”, en un escenario montado junto al asta bandera de la Plaza de Armas de la ciudad de Cuernavaca.

La primera actividad del día fue el concierto ofrecido por la Orquesta Sinfónica Infantil Quebrantadero, una agrupación formada por niños de Axochiapan, quienes interpretaron piezas clásicas como la obertura “La virgen de la macarena”, además de un popurrí mexicano y un popurrí de Inglaterra, el cual estuvo compuesto por canciones de The Beatles como:“Eleanor Rigby”, “Yesterday” y “Yellow Submarine”.

A continuación, se presentó el espectáculo musical de la Banda Sinfónica Comunitaria Armonía Tepozteca, un conjunto también conformado por niños y jóvenes que, al igual que la Orquesta Sinfónica Infantil Quebrantadero, unió la tradición de la música clásica —como el Huapango de Moncayo— con obras populares, a través un popurrí de canciones de caricaturas que incluyó los temas de “La pantera rosa”, “Los Simpson” y “Animaniacs”, que fueron identificadas rápidamente por los pequeños asistentes.

El espectáculo principal con el que se cerró el programa dedicado a los niños se trató de la cantata escénica “Arión y el delfín”, un montaje que incluyó la participación de actores,  músicos en vivo y el Coro de Niños de la Escuela de Iniciación Artística de La Vecindad, dirigido por Verónica Pérez. “Arión y el delfín” es un espectáculo multidisciplinario con música del compositor catalán Albert Guinovart, quien creó esta cantata escénica para ser interpretada por niños de coros escolares. La pieza narra, a través de sutiles movimientos teatrales y el ejercicio del canto, la travesía de Arión, un cantante y tañedor de lira (hijo de la ninfa Oncea y Poseidón), quien gracias a su habilidad en el canto logró que unos delfines, seducidos por su voz, le salvaran la vida cuando unos marineros codiciosos intentaron asesinarlo.