Certificado de defunción sin examen médico a empleada de Liverpool

17

Falsear un certificado de defunción en México puede hacerse por 600 pesos. Con esa cantidad el departamento jurídico deLiverpool, un médico y una agencia funeraria casi logran encubrir el homicidio de la empleada Angélica Romero, estrangulada en uno de los cuartos del almacén de Perisur el 16 de noviembre de 2014.

Para obtener el certificado por muerte natural de Angélica, Liverpool no necesitó una operación sofisticada; bastó contratar a una de muchas funerarias que ofrece de antemano el “servicio”, con doctores que se atreven a determinar una causa de la muerte sin ver a la persona fallecida.

El abogado de la tienda, Alejandro Montaño, llamó esa madrugada a la agencia Inhumaciones Coyoacán, que se hizo cargo del trámite por un pago en efectivo, y separado del presupuesto del paquete funerario. Lo anterior, según las conclusiones de la investigación de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

El certificado lo expidió el “médico de cabecera” de la funeraria, Mariano Espinosa. El doctor, con cédula 0751347, nunca acudió al centro comercial ni revisó el cadáver, pero inventó que se trataba de una muerte natural a cambio de 600 pesos en efectivo, tal como ya lo había hecho, por la misma tarifa, en otros casos. Desde hace más de un año, el médico ha hecho ese tipo de trámites, de acuerdo con las autoridades consultadas.