“Chicharito” manda al Real Madrid a semifinales de la Champions

28

De la frustración, incomidad y enojo por estar en la banca, a la gloria de anotar el gol de la victoria para tu equipo.

Así se resume la historia reciente del delantero mexicano del Real Madrid, Javier Chicharito Hernández, que este miércoles inició como titular y anotó el tanto de la victoria ante el Atlético de Madrid, en la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

La anotación de Hernández (su sexta con el conjunto madridista, y la primera como merengue en la Champions, dejando atrás una sequía de 896 días sin marcar en el torneo) significó el pase a semifinales de los blancos, a la espera de que se defina su próximo rival, en un sorteo el próximo viernes.

Pero más allá del boleto a la siguiente ronda, la anotación le dio a Hernández la oportunidad de demostrarle a la afición, y a sí mismo, por qué se merece un lugar en un equipo plagado de estrellas (llegó en septiembre de 2014, cedido por el cuadro inglés Manchester United).

Chicharito se desprendió de la tierra con su gol. Lo gritó como nunca y en algunas imágenes incluso se le vio llorar al salir de cambio, aunque también pudo ser que sufriera por el dolor de las heridas que le dejó la batalla ante el Atlético.

“Esto es de todos. Siempre lo he dicho, me tocó a mí marcar, pero esto es de todo el equipo. Una gran asistencia de Cris -Ronaldo-, todos corriendo, todos luchando. Bueno ya nos tocaba ganar”, dijo Chicharito. El mexicano agradeció la “paciencia y confianza” de todos sus compañeros.

“Esto es de todo el equipo, de toda la gente que ha estado ahí muy paciente. De todos mis compañeros que han confiado en mí, de mi familia, de mis seres queridos, de todos los que están ahí, este gol es para ellos y todavía falta”, añadió.

Hernández ha padecido por tener un papel secundario en la plantilla del técnico italiano Carlo Ancelotti; este miércoles cubrió la baja del francés Karim Benzema, titular indiscutible del Real Madrid. La lesión de Gareth Bale también le abrió la puerta.

Previo al juego ante el Atlético, Hernández apenas había jugado 436 minutos en 24 encuentros con los blancos, algo que le sabía a poco por lo que ha demostrado en el terreno de juego, especialmente en los últimos partidos, en los que hizo goles y repartió asistencias.

Ancelotti dijo este miércoles que, tras el “difícil” año que ha atravesado el mexicano, “todo lo que le ha pasado es merecido”.

“Tenemos que felicitarlo”, declaró el italiano. “Siempre ha entrenado y ha sufrido y, al final, todo lo que ha pasado es merecido”, destacó el técnico madridista.

En su cuenta de Twitter, el conjunto merengue hizo un pequeño homenaje al delantero mexicano: