Circos podrán vender o conservar sus animales

16

Los empresarios circenses podrán quedarse con sus ejemplares de vida silvestre o comercializarlos, por lo que no todos los animales serán canalizados a santuarios cuando entren en vigor las modificaciones que prohíben su uso en espectáculos, el próximo 9 de julio, dijo Rafael Pacchiano Alamán, subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

«Lo que sabemos es que hay un registro de cerca de 2 mil 500 animales que están en los circos, pero todavía no sabemos exactamente a cuántos son los que vamos a tener que buscarles un destino. Tenemos que esperar a que ellos (los empresarios), como marca la ley, nos digan cuántos son y de qué especies se trata para empezar a encontrar un destino», señaló, y exhortó a los propietarios de circos a entregar ese padrón.

Las modificaciones a Ley General de Vida Silvestre establecen que de manera inmediata los propietarios deben presentar ante la Semarnat un listado de los animales que poseen, con el fin de que los zoológicos puedan «seleccionar los ejemplares que sean susceptibles de ser integrados a sus colecciones».

Los ejemplares que no logren ser integrados a los zoológicos tendrán que ser entregados a los Centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre, pertenecientes a la Semarnat, «con el objeto de que no impliquen gasto por concepto de manutención de animales, que ya no podrán ser utilizados en sus centros de trabajo».

Sin embargo, la Asociación de Zoológicos y Acuarios de la República Mexicana (Azcarm) afirmó que estos lugares no tienen la suficiente capacidad para albergar a los ejemplares, ya que sus colecciones están completas y no cuentan con recursos extras para más ejemplares.

En tanto, Pacchiano Alamán reconoció que los seis centros para la conservación dependientes de la Semarnat no están habilitados para albergar a las grandes especies, pero aseguró que se encontrará un espacio para los animales que salgan de los circos.

«Son instalaciones que tenemos, donde se pueden recibir a estos animales, nada más con ciertas modificaciones, porque para un gran felino no hay espacio, pero sí se puede crear esa infraestructura. En el centro de San Cayetano, en el Estado de México, por ejemplo, tenemos más de 500 hectáreas, ahí sí se puede albergar a cualquier especie, pero insisto, hay que ver qué tipo de animales van a quedar en poder de la autoridad.

«Al momento de entregarle el animal a la autoridad dejarán de tener un beneficio económico, y ellos lo que están intentando es colocarlos en circos del extranjero, en otros zoológicos, donde ellos reciban dinero por el animal».