Civiles armados atacaron a las fuerzas federales: Comisionado General de la Policía Federal

20

El enfrentamiento del domingo entre la Policía Federal (PF) y manifestantes en Nochixtlán, Oaxaca, se derivó de una emboscada de civiles armados contra elementos de seguridad, aseguró este lunes el comisionado general de la PF, Enrique Galindo Ceballos.

El funcionario afirmó que desde el viernes policías a su cargo comenzaron a liberar 37 carreteras bloqueadas desde hace más de una semana por integrantes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), a petición del gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo.

Además, la PF resguardó el arribo y traslado de decenas de pipas de Petróleos Mexicanos (Pemex) a la zona de la refinería Antonio Dovalí Jaime, en Salina Cruz.

Al respecto, Pemex le informó a Reuters este lunes que la refinería opera con normalidad a pesar de las violentas protestas.

En un comunicado, la empresa productiva del Estado advirtió sin embargo que si continúan los bloqueos, en los próximos días será necesario detener las operaciones de sus plantas en Salina Cruz, lo que podría derivar en un desabasto de gasolinas, diesel y turbosina en las zonas a las que abastece la refinería.

«Pemex permanece en contacto directo con las autoridades para emprender acciones extraordinarias que permitan cumplir con la entrega de nuestros combustibles mientras se resuelven los bloqueos que han impedido las entradas y salidas a la refinería Antonio Dovalí Jaime», apuntó.

De acuerdo con la versión de Galindo Ceballos, los operativos se realizaron sin incidencias hasta las 10:30 hora local del domingo, cuando se presentaron agresiones en el municipio de Nochixtlán.

“A esa hora hubo un cambio radical de escenario, te podría decir que vivimos prácticamente una emboscada, de repente se vuelve a reagrupar otro grupo de gente, a ver que traen bombas molotov, cuetones de muy alto poder y lo más lamentable es que empezamos a escuchar detonaciones de armas de fuego, posiblemente armas largas, que indiscriminadamente disparan contra la sociedad civil y contra los policías”, declaró el comisionado a Grupo Fórmula este lunes.

Enrique Galindo aseguró que tras el ataque, el escenario cambió de un desalojo de manifestación ordinaria a una emboscada de hombres armados.

“Ellos empiezan a envolvernos, se organiza una gran cantidad de personas, llegan a ser hasta 2,000. Yo ordeno una retirada táctica, pero no nos dejan movernos con facilidad, traigo heridos de bala, elementos que perdieron dedos y fueron heridos en las piernas, se solicita el apoyo aéreo y viene una retirada a las 11:00 am”, agregó.

Afirmó que el movimiento magisterial disidente se ha comportado de una manera distinta a la de los grupos radicales que ayer atacaron a las fuerzas de seguridad.

“Los estamos identificando, incluso las personas, creo que va a ser muy importante trabajar en las identidades, en este momento hay muchos grupos, ayer el gobernador mencionó algunos que están en Oaxaca, yo no me atrevería a afirmar que son ellos, en mi caso merece una investigación que los señale”, consideró Enrique Galindo.

El funcionario dijo que este lunes continúan bloqueadas algunas carreteras por grupos radicales que atacaron el domingo a los policías federales, por lo que se decidió que los elementos de seguridad se retiraran de Nochixtlán, ya que el quedarse tendría consecuencias “muy graves”.

“Creo que debe prevalecer el diálogo, pasaron cosas que no debieron suceder, hubo actos de vandalismo, los mismos grupos radicales vandalizaron y quemaron más de 40 vehículos. Hay que traer al orden en Oaxaca y vamos estar trabajando en ello, la instrucción que tengo es permanecer aquí y trabajar coordinados con el gobierno del estado”, puntualizó.

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, confirmo el domingo la muerte de seis personas, 109 lesionados y 21 detenidos, tras los enfrentamientos en Nochixtlán, Oaxaca.