Colegio de cirujanos exigen garantizar derechos del personal de salud

44

Omar Cerezo, asesor político del Colegio de Cirujanos plásticos en Morelos, aseguró que la ley establece que el Estado debe garantizar los derechos del personal de salud, así como su integridad, recibir capacitación, contar con insumos, entre otras cosas y que quien no atienda estás recomendaciones puede ser enviado a la corte Interamericana de Derechos Humanos.

Lo anterior al violentar los derechos humanos de los trabajadores de la salud, tal es el caso de los trabajadores de la salud en Morelos, quienes han exigido insumos para poder hacer frente a la contingencia sanitaria del COVID-19, toda vez de que no cuentan con el equipo necesario para atender a pacientes con este virus, lo cual pone en riesgo la vida de dichos trabajadores e incluso la vida de sus familiares.

«El punto 10 del Instrumento Internacional le da la garantía al personal de salud de que debe ser protegido en su integridad, debe ser respetado, debe contar con el equipo e insumos de bio seguridad, recibir capacitación y que los estados que no atiendan está recomendación pueden ser llevados ante la Corte Interamericana de los Derechos Humanos», señaló.

En consecuencia agregó que personal médico, enfermeras, personal técnico administrativo de los hospitales que sea agredido o que no sea atendido en sus requerimientos mínimos para el digno ejercicio de su trabajo, son consideradas violaciones a los derechos humanos.

Así mismo destacó que las agresiones a periodistas durante esta pandemia también son consideradas violaciones a los derechos humanos y el gremio de salud no dudará en acudir a la Organización de Estados Americanos para denunciar todas aquellas violaciones a los derechos tanto de periodistas como de personal de salud.

Por último apuntó que es lamentable que los médicos estén siendo víctimas de discriminación por atender a pacientes con COVID-19 por lo cual lo que hacen es que antes de salir de casa o de sus lugares de trabajo se quitan el uniforme par a evitar ser agredidos.