Comunicado Oficial del Municipio de Cuernavaca sobre el «Mando Único»

21

El día 24 de febrero de 2017 la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió a trámite la controversia constitucional promovida por el Ayuntamiento de Cuernavaca, en contra de: 1) la negativa del Gobierno del Estado de Morelos de dar por terminado el convenio de mando único policial; y 2) la ilegal aplicación del decreto por el cual el Gobernador del Estado de Morelos asume el mando de la Policía Municipal de Cuernavaca.

Las razones que motivaron la promoción de la controversia consisten fundamentalmente en que: (i) Se considera inconstitucional y representa una invasión a las competencias del Municipio de Cuernavaca, que el Estado mantenga el mando sobre la policía municipal; (ii) es evidente el fracaso del modelo de mando único policial en el Estado de Morelos; (iii) el Gobernador del Estado de Morelos está utilizando arbitrariamente el mando y los recursos de las instituciones de seguridad del Ayuntamiento de Cuernavaca para fines políticos y ajenos a los intereses del Municipio; (iv) existe un grave detrimento en el desarrollo, capacitación y fortalecimiento de la policía municipal, al existir un ejercicio ineficiente de recursos públicos en materia de seguridad; más aún, se tiene conocimiento del desvío de elementos de la Policía Municipal a otras labores injustificadas y diferentes a la seguridad pública de Cuernavaca, incluyendo la seguridad personal de servidores públicos estatales.

El Ayuntamiento de Cuernavaca adoptó esta determinación con base en el compromiso y el deber responsable de su gobierno pues, a pesar de que la sentencia que en su momento dicte la Suprema Corte de Justicia de la Nación probablemente surta sus efectos en un mandato posterior al actual, resulta necesario que futuros gobiernos municipales recobren el mando de su policía a efecto de fortalecerla y capacitarla, para que verdaderamente se pueda implementar una política pública que haga frente a los problemas de seguridad que aquejan el bienestar de los Cuernavacenses.

El uso arbitrario que el gobernador de Morelos ha hecho de la figura del Mando Único para dirimir una diferencia política es irresponsable y amenaza la seguridad de la gente de Cuernavaca. La controversia plantea un asunto de Estado: la subsistencia misma del municipio libre.

El ejemplo de Cuernavaca debe ser una alerta, y la oportunidad de un debate, sobre las debilidades del modelo de Mando Único, siendo la principal el que se convierta en un instrumento de control político de los gobernadores frente a los ayuntamientos.

Por ello, como lo hemos hecho ante el sinfín de intentos por secuestrar al gobierno municipal, hemos tomado la ruta institucional, cuya respuesta acataremos con el respeto que el Estado mexicano merece.

Queremos asumir la responsabilidad que nos compete y garantizar la eficiencia y eficacia en el desempeño de estas funciones. A este proceso convocaremos la participación de organizaciones especializadas de la sociedad civil, a las universidades y centros de investigación, a los organismos empresariales y a expertos en la materia. También solicitaremos a la Secretaría de Gobernación del Ejecutivo Federal el envío de fuerzas federales que sirvan de apoyo temporal y subsidiario al municipio de Cuernavaca. Habremos de aprovechar esta cooperación para el fortalecimiento efectivo de las capacidades del municipio.

El desarrollo institucional que habremos de realizar en Cuernavaca requiere de la identificación de un diagnóstico claro de la situación de seguridad en el municipio y, en su caso, de las debilidades institucionales para proveerla. El diseño y la subsistencia de la política pública no pueden estar sujetas a la voluntad de ningún gobernante; deben tener fundamento en indicadores cuantificables y verificables, para que su impacto pueda ser evaluado periódicamente.

De igual forma, reiteramos nuestro compromiso institucional para diseñar conjuntamente un nuevo mecanismo definido y transparente de cooperación y colaboración con el Gobierno del Estado en materia de seguridad pública municipal. Las responsabilidades y temporalidad respectivas deben tener fundamento legal y empírico, manteniendo en todo momento, como prioridad, la calidad de vida de los habitantes de Cuernavaca.

El Gobierno Municipal seguirá informando puntualmente sobre la evolución de las rutas emprendidas para fortalecer las instituciones de seguridad del municipio.