Congreso del Estado sin acuerdos al receso: Carlos Caltenco

¡Guayabazos!

En la madrugada del día martes 16 de julio de 2019, la LIV Legislatura del Congreso del Estado de Morelos clausuró el Segundo Periodo Ordinario de Sesiones del primer año legislativo.

Instaló enseguida la Comisión Permanente que deberá desahogar los asuntos que el Congreso reciba en este receso legislativo que, concluye el 31 de agosto para iniciar el segundo año legislativo el 1 de septiembre próximo. Aparentemente todo fluye de acuerdo a los calendarios y con los tiempos que establece la Ley, pero no es así en la realidad. Cada año, la Mesa Directiva del Congreso cambia.

Hay dos reglas que deben cumplirse para no generar una crisis política de gobernabilidad. Ningún partido podrá ocupar al mismo tiempo la presidencia de la Junta Política y de Buen Gobierno que hoy y hasta el 31 de agosto preside la Dip. Tania Valentina del PT, y la Presidencia de la Mesa Directiva del Congreso cuyo titular en este momento es el Dip. Alfonso de Jesús Sotelo del PES.

La otra regla es que tanto la presidencia de la Mesa Directiva, como la de la Junta Política deben ser rotativas y solo durarán un año y un partido no podrá repetir consecutivamente al frente de éstos importantes órganos legislativos.

Lamentablemente, al cierre del Segundo Periodo Ordinario del Primer Año Legislativo, el Congreso no pudo construir los acuerdos para nombrar al titular de la Entidad Superior de Auditoria y Fiscalización, ESAF para abreviar. En su última sesión, el Congreso estuvo a un voto de nombrar al nuevo titular. Se requerían 14 y la propuesta que más se acercó solo alcanzó 13.

Al no haber acuerdo, se tendrá que convocar a periodo extraordinario de sesiones en este receso para atender este tema. Pero los focos rojos se encendieron el mismo 16 por ahí del mediodía. En conferencia de prensa la Dip.

Tania Valentina hizo severas acusaciones a la presidenta de la Comisión de Hacienda la Dip. Rosalina Mazari, responsabilizándola de paralizar el funcionamiento del proceso de revisión y en su caso, sanción de aquellos funcionarios que en el ejercicio 2017 y 2018 hubieran tenido observaciones. Incluso fue más allá. Señalo que uno de los beneficiarios de este comportamiento era nada más y nada menos que el Dip. Alfonso Sotelo, presidente de la Mesa Directiva.

Durante el miércoles 17 las contra réplicas arreciaron y el pleito podría escalar peligrosamente a un escenario de parálisis legislativa toda vez que los presidentes de la Mesa Directiva, de la Junta Política y de la C omisión de Hacienda se encuentran involucrados. Surgen varias preguntas. ¿Quién sucederá a Alfonso Sotelo en la Presidencia de la Mesa Directiva? De entrada, no podrá ser algún diputado del PES.

¿Quién sucederá a Tania Valentina en la Presidencia de la Junta Política? Tampoco será nadie del PT.

¿Habrá reestructuración de comisiones? Y si la hubiera debido a estos pleitos, ¿no dañaría la ya de por si deteriorada relación entre los diputados de esta LIV Legislatura? Y es que 45 días pasan volando.

Y si no pudieron construir acuerdos para designar al titular de la ESAF, mucho menos tendrán la capacidad para designar a los principales órganos directivos del Congreso. Como dice el refrán, quien no puede lo menos, no puede lo más. Ojalá me equivoque, pero se antojan unos 45 días que, aunque pasarán rápido, a los morelenses se nos figurarán eternos.

Por si fuera poco, hay sub ejercicio en el presupuesto del Congreso. Los ojos ciudadanos deberán estar muy atentos para observar en qué son gastados los recursos que aún no ejerce el Congreso en éste primer año de Legislatura.

De entrada, sonó fuerte la pretensión de la adquisición de autos con el argumento que el legislativo no cuenta con unidades utilitarias. Ya veremos si esta legislatura hace la diferencia con las demás, al cerrar su primer año.

Por Carlos Caltenco

------------------
loading...
COMPARTIR