Da su aval el cabildo para dotar de nuevas patrullas a la SEPRAC y reforzar seguridad en Cuernavaca

Se tendrá mayor presencia policial en el municipio con el arrendamiento del parque vehicular con el que contará la policía preventiva

203

Cómo parte del plan integral de trabajo que ha iniciado el Gobierno Municipal para prevenir y erradicar la inseguridad en Cuernavaca, integrantes del Cabildo autorizaron que el presidente municipal y la síndica celebren un contrato de arrendamiento de 10 patrullas para la Secretaría de Protección y Auxilio Ciudadano (SEPRAC) que acortará los tiempos de atención y generará una mayor presencia policial.

En el marco de la próxima entrega de dos módulos de seguridad que está emprendiendo SEPRAC en avenida Palmira con apoyo de asociaciones de colonos y vecinos, en sesión ordinaria se informó por parte de la Consejera Jurídica, Nadia Luz Lara Chávez y el secretario de Administración, Israel Yúdico Herrera, sobre el procedimiento de arrendamiento con la empresa moral denominada «Íntegra Arrenda» S.A. de C.V. SOFOM E.N.R.

La consejera jurídica, Nadia Luz Lara Chávez, explicó que este contrato multianual será por un lapso de 32 meses y se llevará a cabo por el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FORTAMUNDF) y cuya aplicación se propondría bajo el esquema de aplicación directa mediante el dictamen de excepción al proceso de licitación pública.

Precisó que el convenio estará sujeto a la condición de continuar con la contratación respectiva el resto de los años fiscales previa verificación de que aún se tiene la necesidad de los vehículos patrulla y se cuente con la partida y disponibilidad presupuestal del ejercicio fiscal distinto al año en curso.

Al respecto, el presidente municipal de Cuernavaca, José Luis Urióstegui Salgado, refirió que, atendiendo una de las demandas más sentidas de la población, la adquisición de 10 vehículos, cinco patrullas tipo Sedán y cinco camionetas pick up, permitirá que la SEPRAC amplíe los recorridos y presencia en todo el territorio municipal, esto como un primer esfuerzo de la administración para dotar de unidades adecuadas a la corporación policial.

«Es indispensable que por el tiempo transcurrido y los hechos violentos que en los últimos meses se han registrado en el municipio llevemos a cabo la adquisición aplicando la excepción que acorte los tiempos para contar con estas patrullas dentro del municipio», resaltó.

Ante la deficiencia de vehículos en la SEPRAC, el alcalde explicó que hace un mes empresarios de Cuernavaca y la organización «México SOS» se ofrecieron a reparar 10 patrullas, de las cuales dos ya están reparadas y en circulación, y otras más se encuentran en taller, de tal manera que si la adquisición de arrendamiento financiero transita en el mes mayo para el mes de junio, Cuernavaca podría tener, además de las 14 en funcionamiento, 10 más reparadas y 10 más a través de la adquisición, lo cual duplicaría la fuerza de reacción de la policía preventiva.

José Luis Urióstegui Salgado avaló que con el arrendamiento financiero el Ayuntamiento capitalino ahorrará una importante cantidad de recursos, ya que la reparación y mantenimiento de las patrullas que se adquieran bajo este esquema tendrá que darse por la empresa arrendadora, la cual asumirá la obligación de sustituir las patrullas que se descompongan de tal manera que no tendrían que suspender el servicio, aunado a que cuentan con GPS y un control de consumo de combustible.

El secretario de Administración, Israel Yúdico Herrera, informó que los planteamientos técnicos y jurídicos para la firma del contrato serán presentados en próximos días al Comité de Adquisiciones y Licitaciones, a quienes les presentarán también el estudio de mercado que se realizó.

La síndica municipal, así como regidoras y regidores coincidieron en la necesidad e importancia de sumarse a las acciones que fortalezcan a la institución encargada de la prevención del delito, dándole certeza y seguridad a la población cuernavacense con transparencia en el proceso y mayor reacción ante cualquier hecho delictivo.