Decisión de la SCJN sobre marihuana divide opiniones en San Lázaro

29

En la Cámara de Diputados, legisladores del Partido Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista (PVEM) y el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), dividieron opiniones respecto a la decisión que perfila la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), respecto al uso recreativo de la mariguana.

El presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro y diputado del PRD, Jesús Zambrano, expresó sus reservas sobre la medida, al considerar que una decisión de ese tipo, si no es acompañada por el marco legal adecuado, puede “desbordar” las adicciones.

“Deben tomarse también todas las medidas correspondientes de tratamiento de adicciones, y lo que corresponde en la adecuación de distintos ordenamientos legales para evitar que vayamos a tener, por esta legalización, un desbordamiento de las adicciones en materia de estupefacientes. Yo creo que debiera, entre otras cosas, asumirse con mayor responsabilidad, como un asunto de salud pública, por un lado, y por otra parte también, como algo que debiera ayudar a reducir los niveles de violencia en nuestro país”, dijo.

Zambrano Grijalva explicó que la determinación de los ministros de la Corte, derivará en que el Congreso de la Unión, intervenga para adecuar el marco legal y avance en la despenalización del uso medicinal y también recreativo de la droga referida.

“Yo creo que debiéramos avanzar en un muy cuidadoso y muy responsable esquema de legalización, después de que la Corte asume esta decisión que ya se ha comentado”, planteó.

Agregó que seguirá abierta la discusión sobre los efectos nocivos de la mariguana y si es más dañina que otras sustancias adictivas “permitidas” como el tabaco y el alcohol, pues las opiniones se dividen en tanto que se sabe que el consumo de alcohol es moral tanto para quienes lo practican como para personas que en su vida lo han tomado; al igual que el humo del cigarro.

En tanto, el coordinador parlamentario del PRI, César Camacho, también fue cauto al indicar que los legisladores están atentos ante las implicaciones de la resolución del Alto Tribunal, porque podría implicar cambios legales e involucra derechos que no necesariamente son excluyentes, como la decisión de qué tipo de productos consumir y el derecho a la salud, la libertad individual y por otro lado, la salud pública.

Admitió que el tricolor no ha sometido a discusión si está a favor o en contra de la despenalización de la mariguana; sin embargo, enfatizó que los mexicanos tienen la madurez suficiente como para tomar decisiones en torno a la mariguana, de manera personalísima y responsable.

Lo anterior, aunado a que el país demuestra que no tiene prejuicios y que la Corte es un órgano jurisdiccional con un punto de vista moderno, que respeta las libertades y puede conducir un debate nacional de tal importancia como el referente al consumo de mariguana.

“México está integrado por gente mayor de edad en todos los sentidos y, como he comentado, es una decisión personalísima echar mano de la marihuana para efectos lúdicos; eso no está condenado, no está penado ahora mismo, independientemente de la decisión de la Corte, de modo que es una tema cuya discusión apenas empieza”, enfatizó.

También con reservas y sin definir una postura clara, el coordinador del PAN, Marko Cortés, señaló que los panistas están listos, pero solo para ir al debate abierto y para analizar con detenimiento lo aprobado por la Corte de Justicia.

Por su parte, el coordinador del Partido Verde (PVEM), Jesús Sesma, fue más claro al señalar que esa fuerza política se opone de lleno a la autorización de la mariguana para consumo recreativo, pues su postura apunta al combate frontal a las adicciones a todo tipo de sustancias.

El que también fijó de manera clara su postura, fue el diputado del PRD, Agustín Basave, al considerar que es momento de que México autorice el uso médico y recreativo de cannabis.

El también contendiente por la dirigencia nacional perredista, agregó que la política de prohibición de las drogas, en particular de la mariguana, ha mostrado en los hechos que es errónea  y  lejos de abatir el poderío del crimen organizado, reducir los índices de violencia y bajar los índices delictivos, ha generado una mayor descomposición social, más inseguridad, hacinamiento en las cárceles del país y violaciones a los derechos humanos.

“A mí me parece que esta prohibición de la mariguana hasta con fines medicinales, lo cual me parece un absurdo, ha generado más problemas, no ha resuelto realmente los problemas. La violencia que padecemos en México por el narcotráfico tiene en buena medida su origen en esa prohibición”, apuntó.

La verdad es que no hay pruebas científicas que demuestren que la mariguana es más dañina que el alcohol por ejemplo, o más adictiva que el alcohol; el alcohol produce efectos terribles cuando se abusa de él. Si el alcohol está permitido, con las restricciones del caso a los menores de edad, etcétera, ¿por qué no debería estarlo la mariguana?”, cuestionó.

La coordinadora de la bancada de MORENA, Rocío Nahle, señaló que si el uso de esa droga se autoriza con fines medicinales “está muy bien”, pero con propósitos “recreativos”, implicará una serie de riesgos que se agravan debido al alto nivel de corrupción que priva en el país.