Denuncian policías de Cuautla corrupción de altos mandos de la CES

Isael Nieto Pliego, director de la Policía Municipal, hizo del conocimiento público en una entrevista sobre esta corrupción ya que dijo que en el operativo se logró detener a tres presuntos plagiarios.

274

Policías de la Secretaría de Seguridad Pública en Cuautla denunciaron corrupción e intimidación por parte de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) toda vez de que dicha Comisión dejó en libertad a presuntos secuestradores atrapados durante un operativo implementado por policías municipales luego de reporte de detonaciones de arma de fuego en carretera Federal México Oaxaca a la altura del recinto Ferial de este municipio.

Isael Nieto Pliego, Director de la Policía Municipal, hizo del conocimiento público mediante entrevista a diferentes medios de comunicación sobre está corrupción ya que dijo que en el operativo se logró detener a tres presuntos plagiarios y dar auxilio a los plagiados, sin embargo tras unos momentos, elementos de la CES los dejaron en libertad aparentemente sobre la Avenida Insurgentes.

Tras esta situación Nieto Pliego detalló que además de esta corrupción tanto él como los policías que participaron en el operativo fueron intimidados por los altos mandos quienes en lugar de dar continuidad para fincar responsabilidades a los presuntos delincuentes los pasaron de culpables a víctimas, mientras que las verdaderas víctimas a culpables, esto por la supuesta desaparición de 700 mil pesos que los dueños del lugar aseguraron tener en el lugar de los hechos.

El director de la comandancia Cuautla destacó que pese a que sabe que su vida corre peligro al denunciar estos actos de corrupción, es importante que la ciudadanía conozca la verdad.

“Nosotros como cuautlenses estamos hartos de esa porquería, muchas veces no lo decimos porque son mandos superiores, porque tienen el poder, por intimidación, yo no sé si esto me cueste la vida o simplemente me cueste el trabajo y ya con eso estaría yo ganando”, señaló Nieto Pliego.

En su testimonio el jefe de la policía en Cuautla detalló lo ocurrido lo ocurrido al mediodía del sábado cuando recibieron una llamada de auxilio, en las inmediaciones del Recinto Ferial de este municipio, donde se escucharon diferentes detonaciones de arma de fuego.

Agregó que al llegar al lugar dos personas que lograron escapar de sus captores, señalaron que estaban privados de su libertad y que los querían ejecutar.

Por lo anterior solicitaron a los policías acudir a un domicilio cercano donde aún había otra persona plagiados, cuando arribaron al lugar las personas ahí les dieron el acceso y lograron localizar a un hombre con un cuerno de chivo , un auto con armas y una mujer que se encargaba presuntamente de cuidar a los secuestrados.

Por su parte una de las víctimas narró que la mañana de este sábado sujetos armados ingresaron a su domicilio ubicado en Nezahualcóyotl en el Estado de México privando de la libertad a él y a otros dos hermanos para posteriormente trasladarlos a esta ciudad de Cuautla donde estuvieron cautivos.

Añadió que a pesar de todos los elementos de prueba cuando llegó al lugar el Comandante Regional Landa les pidió que cambiarán las versiones de los hechos para proteger a los plagiarios.

 “ Y llegó el Comandante Regional Landa , y nos empieza a decir que no, que las cosas no iban a ser así , que teníamos que cambiar las versiones, que teníamos un problema porque aquí en el lugar teníamos implementado un operativo de seguridad para que no se contaminará la escena , llegó el teniente Ravelo con el dueño de la casa y retiró a mis elementos”, aseveró.

Puntualizó que al momento de la detención los policías fueron amenazados de que ellos estaban arreglados con el tal piloto y que iban a lamentar haber hecho la detención de los plagiarios e iban a quedar en libertad.

Por último mencionó dicho comandante Regional dio la orden de que una patrulla se llevará a los secuestradores pero hasta donde supieron los dejaron en libertad sobre la avenida insurgentes mientras que a los policías que participaron en el operativo fueron llevados a torre 21 dónde se negaron a cambiar la versión de lo ocurrido y ahora no se sabe cuál será su destino.