Desmienten ejidatarios de Tetela del Volcán aseveraciones del consejo indígena

Comuneros, ejidatarios y representantes de diversos barrios del municipio de Tetela del Volcán, acusaron al Consejo Indígena de Hueyapan de intentar desestabilizar la tranquilidad social en la que viven ambas comunidades

62

POR ODILÓN FRANCO

Luego de que a través de redes sociales, circulara un video en el que habitantes e integrantes del Consejo Indígena de Hueyapan acusaran que en días pasados un considerable grupo de habitantes del municipio de Tetela del Volcán se trasladara hasta el paraje conocido como “El Salto” o “Las Minas” para realizar destrozos en el lugar e impedir que pudiera llegar agua a su comunidad; este lunes, ejidatarios y representantes de diversos barrios de Tetela del Volcán, negaron haber realizado tales actos, señalando que en efecto, se trasladaron al punto en mención para realizar labores de limpieza en la zona.

Destacaron que al lugar, arribaron alrededor de mil 500 habitantes del municipio para hacer trabajos de faena y que en ningún momento intentaron bloquear el cauce del agua que surte del vital líquido a los Hueyapenses, subrayando que para que quedara constancia de las actividades a realizar, se hicieron acompañar por personal del Gobierno del Estado, del Centro Nacional de Inteligencia, así como del Ejército Mexicano.

De igual manera, negaron las acusaciones que precisaban que fueron los propios elementos del Ejército Mexicano quienes apoyaron a los habitantes de Tetela del Volcán a quitar las cadenas de entrada a la presa y les permitieran hacer destrozos en el lugar.

Asimismo, precisaron que las acusaciones realizadas por integrantes del Consejo Indígena de Hueyapan, atentan contra todo orden civil.

En este sentido, acusaron directamente a Esteban Gerardo Pérez González, integrante del Consejo Mayor del municipio de Hueyapan, de pretender desestabilizar la tranquilidad y paz en la que viven ambas comunidades, por lo que solicitaron a las autoridades competentes el tomar las medidas pertinentes para evitar que el asunto tome rumbos violentos, además de también solicitar al Consejo Indígena el tomar acciones y destituir al antes mencionado.

Finalmente, solicitaron a las autoridades municipales y estatales el entablar mesas de trabajo y hagan que se respeten los acuerdos que se tomaron entre ambas comunidades en el año 2010 por las entonces autoridades gubernamentales y de la Comisión Estatal del Agua.